Martes, 19 de Octubre de 2021

El Servicio Aragonés de Salud (SALUD) ordenó el sábado, 9 de mayo, por la noche, la retirada, de forma preventiva, de 17.000 mascarillas tipo FPP2, de la marca Sinpul, por una alerta dada por Dinamarca.

El Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón ha confirmado que esas 17.000 mascarillas se habían repartido en diferentes centros sanitarios, como el Hospital San Jorge de Huesca, el Hospital Clínico de Zaragoza y en el servicio de urgencias y emergencias sanitarias 061.


Publicidad


En estos momentos, todavía se está recopilando información de todos los lugares a donde se habían enviado. El Ejecutivo autonómico ha incidido en que se trata de una retirada preventiva, a la espera de comprobar si su nivel de efectividad corresponde a la protección que indica su certificación.

Con esta finalidad, se van a mandar al Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo para que lo determinen.

Desde el Partido Popular han denunciado la retirada de estas mascarillas y han pedido a la consejera de Sanidad, Pilar Ventura, que “asuma responsabilidades” por un “nuevo error tras una larga lista de fallos que no hacen sino dejar constancia de que los profesionales sanitarios no se encuentran dirigidos por la persona más adecuada”.


Publicidad


La portavoz de Sanidad del Partido Popular en las Cortes de Aragón, Ana Marínha recalcado que “el único estímulo que debe tener la consejera Ventura es dotar del material de protección adecuado a los profesionales sanitarios, en lugar de realizar declaraciones absolutamente impresentables que lo único que han conseguido es enfadar con toda la razón a los profesionales y dar evidencias a la sociedad aragonesa de su nula capacidad para afrontar una crisis sanitaria como la que estamos viviendo”.

Publicidad