Lunes, 06 de Diciembre de 2021

El monumento al Justiciazgo, uno de los más característicos de Zaragoza, necesita una limpieza y reparación que el departamento de Urbanismo del Ayuntamiento abordará en los próximos meses. Esta actuación se suma al gran cambio que está experimentando el centro de la capital aragonesa en los últimos tiempos, con la reforma de zonas tan referenciales como la plaza de Santa Engracia, la plaza Salamero o la calle San Miguel.

En el caso del monumento al Justiciazgo de la plaza de Aragón, Urbanismo iniciará en los próximos meses las labores, que se comenzarán en la base de piedra y en los pilares con cadenas, tendrán un plazo de ejecución de 3 meses y el presupuesto estimado es de 48.388,47 euros (lVA incluido), si bien se entiende como un precio máximo al que se le aplicará la baja ofertada por el licitador, han informado desde el Consistorio.

Dado que es competencia del Servicio de Talleres y Brigadas el mantenimiento de ciertos elementos monumentales y arqueológicos, pero estas obras requieren especialización por tratarse una restauración del patrimonio arquitectónico y de trabajos en altura, se ha decidido la tramitación de un contrato menor de obras para la contratación de una empresa que ejecute estas obras urgentes de limpieza y reparaciones del monumento al Justiciazgo.

Por tanto, las labores se desarrollarán en dos fases: una en la que actuarán las Brigadas Municipales, y otra que ejecutará una empresa especializada. De este modo, los trabajos, que podrían comenzar este otoño, se iniciarán con las labores preliminares de protección de los elementos metálicos: inscripciones, escudo, escultura sedente y bola celeste.

Una vez protegidos, se pasará a la limpieza de la piedra, centrándose en el material acumulado en la superficie, para lo que se usarán cepillos y brochas de cerda suave, instrumentos manuales (bisturís, escalpelos, espátulas) y aspiración mecánica. En el caso de la eliminación de tinciones por escorrentías y manchas negras, esta se realizará mediante silicato de aluminio proyectado con aire a baja presión mediante chorro en seco. Asimismo, los grafitis que pudieran existir se eliminarán primero por medios mecánicos y después por medios químicos.

Además, se eliminarán los morteros de reposición nuevos que no cumplen en cuanto a su composición y aspecto respecto al proyecto original. Y se realizará una reposición con mortero a base de cal y arena de río de granulometría fina, entonándose con el mortero original. Asimismo, en la fase de consolidación se tratará de frenar la disgregación y exfoliación que presenta la base del pedestal para lo cual se aplicará un producto consolidante, preferentemente de tipo organosilícico ya que generalmente este tipo es el que mejor se adapta a los requisitos de un buen consolidante.

Para finalizar el tratamiento de la piedra se hará hidrofugación sobre la superficie totalmente seca, a la que se aplicarán 2 ó 3 manos para que penetre el producto por los poros hasta su saturación.

Respecto a las actuaciones en los pilares de las cadenas, se hará la limpieza mediante chorro de silicato de aluminio a baja presión, cosidos de grietas con varillas de acero inoxidable y reposiciones volumétricas con mortero de restauración para acabado en tonalidad similar a la piedra original. Para terminar se aplicará un producto hidrofugante para piedra.

INAUGURADO EN 1904

El monumento es obra del arquitecto Félix Navarro Pérez y del escultor Francisco Vidal y Castro. Se inauguró oficialmente el 22 de octubre de 1904. Fue promovido por la Diputación Provincial de Zaragoza y el Ayuntamiento de Zaragoza, siendo éste el propietario.

El monumento consiste, en palabras del propio Felix Navarro, en un “recinto de férreas cadenas y negros mármoles, sobre losas de color de sangre”, del que surge un “sobrio y fuerte pedestal” sobre el que se alza una columna, a cuyo pie se encuentra ta estatua sedente del Justicia de Aragón, individualizado como Juan V de Lanuza, en disposición de dictar sentencia (“en silla de juez, con grave dignidad”), rematada en su parte superior por un escudo de Aragón bajo una Corona y por una esfera celeste de cobre cruzada por la inscripción “Justicia, ley suprema” , y por ramas de laurel.

Es un monumento que tiene una fuerte carga histórica para los aragoneses puesto que representa al Justicia de Aragón Juan de Lanuza que, con 27 años, fue ejecutado por orden de Felipe ll por haber aforado a Antonio Pérez, ex secretario del rey.

Publicidad