Martes, 25 de Enero de 2022

El nuevo borrador del Gobierno de España para la Navidad estipula que “los encuentros familiares o con allegados para celebrar las comidas y cenas navideñas de los días 24, 25 y 31 de diciembre de 2020 y del 1 de enero de 2021″ queden condicionados a que “no se supere el número máximo de 10 personas, salvo que se trate de convivientes”.


Publicidad


Además, se amplía el toque de queda en los días 24 y 31 hasta las 1.30 horas. El documento, según adelanta El Mundo, aboga por confinar perimetralmente todas las autonomías entre el 23 de diciembre de 2020 y el 6 de enero de 2021.

Sólo habrá dos salvedades para moverse entre regiones. La primera, los viajes “adecuadamente justificados”, como hasta ahora. La segunda, ir a territorios “que sean lugar de residencia habitual de familiares o allegados del desplazado, cumpliéndose en todo momento los límites a la permanencia de grupos de personas que sean aplicables”, reza el borrador.


Publicidad


Por ahora se permite que los no convivientes que sean “allegados” o familiares se reúnan con mayor naturalidad, pero el Gobierno de España recomienda que los encuentros navideños “se compongan de miembros que pertenezcan al mismo grupo de convivencia”.


Publicidad


Se trata de una posición intermedia entre lo que quería Sanidad y lo que proponían algunas autonomías como la Comunidad de Madrid. El Gobierno de Aragón insiste en que las medidas adoptadas tendrán que tener una base común entre todas las comunidades.

¿Y LOS ESTUDIANTES?

El borrador del Ministerio de Sanidad hace especial hincapié en que los estudiantes extremen las precauciones antes de volver a casa, de manera que hagan una suerte de semicuarentena previa.

“Se recomienda a los estudiantes que regresan a casa para las vacaciones que limiten las interacciones sociales y extremen las medidas de prevención los 10 días antes”, reza el documento. “Una vez en casa, se recomienda limitar los contactos, respetar su burbuja de convivencia e interactuar sobre todo al aire libre, en lugar de en el interior”, añade.


Publicidad


El plan gubernamental dota de “especial importancia” a una coordinación comunicativa con las autonomías, para que “las medidas sean claras y se planifiquen y comuniquen con antelación suficiente las medidas relacionadas con celebraciones populares, con una especial carga emocional y cultural para la población”. Porque, como recuerda el borador, “la mayoría de los brotes se produce en el ámbito social”.

Publicidad