Sabado, 03 de Diciembre de 2022

La nueva Ordenanza reguladora de la instalación de terrazas de veladores de Zaragoza, que limita los horarios de apertura y es más exigente con el ruido a cambio de una mayor flexibilidad en la ocupación del espacio, entra en vigor tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia. La nueva normativa, que sustituye a la de 2012, fue aprobada definitivamente en el Pleno del pasado 26 de mayo sin consenso político -ZEC votó en contra y PSOE y Vox se abstuvieron– ni social -la Plataforma contra el Ruido denunció que el Ayuntamiento pretendía “extender las terrazas a toda costa” y generar una “pandemia de terrazas”-.

No obstante, la consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha resaltado en un comunicado que esta ordenanza recoge distintas aportaciones de los grupos políticos y es el fruto de “meses de trabajo y diálogo” tanto con el sector como con colectivos ciudadanos. “Queríamos una ordenanza sólida que incluyera referencias claras a la actual realidad de la ciudad y sentara las bases para una normalización a corto y medio plazo de este tipo de establecimientos”, ha añadido. Chueca ha remarcado el apoyo municipal a la hostelería, de la que dependen alrededor de 20.000 puestos de trabajo en la ciudad y que ha tenido a las terrazas como tabla de salvación durante los meses de pandemia.

MÁS ESPACIO Y MENOS RUIDO

Pero las mayores facilidades para ocupar el espacio público se ven matizadas con una reducción de los horarios de apertura que obligarán a estos establecimientos a cerrar a las 24 horas entre semana (hasta ahora el cierre era a la 1) y a las 1.30 horas en viernes, sábados y vísperas de festivos (media hora antes que estos años). En los barrios rurales, el horario de apertura durante los fines de semana se ampliará hasta las 2.30 horas.

Del mismo modo, el nuevo texto contempla más controles y la posibilidad de revocar la licencia -que se da por periodo de un año- a los hosteleros que no cumplan. Así, las terrazas con más de 25 metros cuadrados de superficie deberán disponer de un sonómetro para medir el nivel de ruido. Además, la disposición de las terrazas deberá mantener un paso peatonal continuo en línea recta de 1,80 metros de anchura a lo largo de la vía y, cuando la acera tenga una anchura libre superior a cuatro metros, deberá quedar para el tránsito peatonal la mitad de la anchura de la acera. El equipo de gobierno creará un grupo de trabajo a través de la futura Oficina de Accesibilidad que contará con los afectados para analizar posibles mejoras, establecer recorridos recomendados o instalar pavimentos específicos.

Respecto a las plataformas de veladores en calzada, la ordenanza establece que en ningún caso su colocación podrá suponer la supresión de más de una tercera parte de las plazas de estacionamiento disponibles en el correspondiente polígono de tráfico. También se regulan las características técnicas y estéticas que deberán tener las terrazas protegidas y las integradas y únicamente se permitirá la colocación de calefactores eléctricos o aquellos que funcionen con pellets, biocombustibles u otras energías renovables. Los titulares de las licencias deberán también asegurar el mantenimiento de sus terrazas y de las condiciones de limpieza, como la obligación de separar los residuos.

Publicidad