Domingo, 24 de Octubre de 2021

El colegio de Infantil y Primaria Odón de Buen de Zuera (Zaragoza) está ubicado en una localidad de 8.500 habitantes y a 30 kilómetros de la capital aragonesa, alberga a 463 niños y niñas de entre 3 y 12 años y ha sido elegido por la Casa Real para inaugurar el curso 2021-2022 en España. Tiene un lema en su web: “Si quieres resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo”. Y siguiendo esta máxima de Einstein, la comunidad educativa ha forjado un proyecto innovador, cooperativo, inclusivo y basado en las inteligencias múltiples que pivota alrededor de un patio sumamente especial.


Publicidad


El proyecto del centro, basado en un aprendizaje cooperativo y en las inteligencias múltiples, enseña que la única forma de alcanzar las metas personales es a través de las metas de equipo y desde el convencimiento de que las habilidades se pueden desarrollar y mejorar siempre con educación y estimulación. El centro tiene tres grupos en cada nivel de Infantil y dos en Primaria, es bilingüe desde los 5 años y participa en programas educativos Erasmus+.

La inclusión, consideran en este cole, es un derecho, y por eso se ha convertido en una seña de identidad en el centro, donde se usan variados métodos de enseñanza para eliminar barreras y ofrecer las mismas oportunidades a todo el alumnado y se colabora activamente con entidades sociales locales que enseñan a los niños y niñas a ver la vida “con otros ojos”.

El cole cuenta con su propia “Constiodón”, documento de referencia para regular las relaciones en la escuela y que establece derechos y deberes para toda la comunidad, y con un protocolo de resolución de conflictos con alumnos mediadores de cuarto y quinto cursos. Además, en cuanto a proyectos concretos, desarrollan uno para despertar el interés por las Matemáticas desde los 3 años, otro para potenciar el ajedrez en la escuela, y uno llamado “El cuerpo en la escuela” que incluye tres espacios: estimulación psicomotriz, estimulación multisensorial y un programa de desarrollo motor básico.

La directora del colegio, Elena Vera, insiste en decir que el nuevo patio, que se inauguró el abril pasado como espacio natural, creativo, de juego y aprendizaje, es muy especial. Como espacio más utilizado del colegio, con más de 500 horas anuales de utilización entre recreos, clases de educación física y tiempo después del comedor, la comunidad educativa, las familias y el ayuntamiento pusieron su empeño en convertirlo en un lugar educativo más.

El objetivo, que fuera un espacio idóneo para que los chavales desarrollaran su autonomía personal y capacidad de iniciativa, además de sus habilidades sociales gracias a la convivencia de alumnado de diferentes edades.


Publicidad


Cuenta con elementos naturales (vegetación, piedras, agua, arena y tierra); con espacios de relación donde conversar, almorzar, relajarse, leer, charlar o incluso disfrutar de un rato de soledad; con zonas de juegos de madera, rampas y toboganes, y varias zonas de asamblea, una de ellos una geoescena que también hace las veces de escenario y cueva.

La última gran actuación de esta fase de acondicionamiento del patio es un anfiteatro central que tiene forma de pez precisamente en homenaje al científico zufariense, nacido en 1863, que da nombre al colegio, ya que Odón de Buen, quien consiguió para los niños de Zuera este colegio en 1929, dedicó su carrera al estudio de los océanos.

Publicidad