Jueves, 28 de Octubre de 2021

Las insólitas imágenes de militares en las calles de pueblos y ciudades que dejaba el primer Estado de Alarma decretado en marzo vuelven a ser actualidad, pero esta vez ya no son tan insólitas. De la ‘Operación Balmis’ a la ‘Operación Baluarte’ apenas han pasado 8 meses.


Publicidad


Efectivos de la Brigada Aragón I del Ejército de Tierra han sido de nuevo movilizados bajo un nuevo Estado de Alarma para ayudar a combatir un virus que en esta nueva ola no parece tocar techo y cada día deja datos más alarmantes y hospitales casi desbordados en Aragón.

La Compañía de Defensa Nuclear, Biológica y Química está ya en estos momentos desinfectando residencias de mayores en Zaragoza y en algunas localidades cercanas a la capital aragonesa como  El Burgo de Ebro. Cada día y desde este jueves los militares son informados por parte de la autoridad sanitaria de los lugares que requieren una urgente labor de limpieza, espacios que reconocen horas antes de acudir a desinfectar.

“NO QUEREMOS VOLVER A PASARLO”

El personal militar de los equipos de desinfección se ha vuelto a coloca los EPI -Equipos de Protección Individual- para volver a fumigar cada rincón y asesorar al personal de cada centro, dando algunas instrucciones que muchos ya dieron 8 meses atrás.

Algunos de los trabajadores consultados por HOY ARAGÓN agradecen de nuevo la colaboración militar pero no acaban de creerse que estén reviviendo de nuevo lo sucedido. “Ayudan como ya lo hicieron y eso lo agradecemos mucho, pero verles de nuevo inevitablemente nos trae malos recuerdos y no queremos volver a pasar lo que vivimos”, explican.

Los efectivos militares apoyan al Gobierno de Aragón, que ha vuelto a requerir este apoyo a la Delegación del Gobierno. “Estamos comprometidos con los ciudadanos de toda España y volveremos a actuar en aquellos sitios donde se determine para garantizar el derecho a la salud pública”, explican fuentes del Ejército de Tierra.


Publicidad


Dicen estar motivados e implicados con esta labor que de nuevo asumen. “El amplio despliegue territorial del Ejército de Tierra, que le ha llevado a liderar la Misión Baluarte, hace que en Aragón seamos una de las unidades con más capacidad para realizarla”, aseguran con determinación.

Todos en las residencias de mayores vuelven a recibir eses apoyo militar con los brazos abiertos pero con el corazón encogido porque verles de nuevo con sus equipos EPIS hace revivir viejos fantasmas y a los demás nos hace plantearnos dudas y más de una pregunta ¿Es una imagen premonitoria? ¿Estamos en el preámbulo de un nuevo confinamiento domiciliario en Aragón?

Publicidad