Miércoles, 08 de Febrero de 2023

Si ya de por sí son insalubres y molestos para el olfato durante todo el año, los orines de perros en la vía pública son un problema todavía mayor en verano, con las altas temperaturas. Corroen y deterioran además el mobiliario urbano y las fachadas de viviendas y establecimientos. Para luchar contra ello y evitar que los restos del pipí de las mascotas queden en cualquier esquina, el Ayuntamiento y la contrata de limpieza y recogida de FCC Medio Ambiente han lanzado una campaña. El nombre es: “El pipí me destruye” y en la imagen se puede ver a un perro orinando en una farola que se está rompiendo.


Publicidad



Publicidad


Además de lanzar este potente mensaje en redes sociales y otros medios, la campaña trae consigo importantes acciones, como el reparto de 50.000 botellitas de plástico entre los dueños de estos animales. De esta forma, podrán llevar en dicho recipiente una solución a base de agua y vinagre (desinfectante natural que ayuda a neutralizar el olor) que pueden preparan fácilmente en casa y usar para limpiar la orina de su perro en la vía pública. En la botella se puede leer el siguiente mensaje de agradecimiento: “Gracias por limpiar el pipí de tu perro”. Los recipientes los distribuyen tanto la plantilla de FCC, como a través del Colegio de Veterinarios y también se pueden encontrar en centros cívicos, Juntas de Distrito, comercios especializados o el Hospital de la Facultad de Veterinaria de la Universidad.

Por otro lado, se van a empezar a distribuir vinilos de la campaña para que se puedan pegar en fachadas de comunidades de propietarios o en escaparates de la calle. En concreto, se han editado 7.000 pegatinas con un pictograma indicando la prohibición de que los perros hagan pis en ese lugar. El objetivo es tratar de evitar que los canes hagan sus necesidades en las paredes o en las aceras y, en general, velar por la higiene de la vía pública de Zaragoza. El material se va a repartir en juntas de distrito y vecinales, así como a través de las asociaciones vecinales que lo soliciten.

La necesidad de llevar a cabo estas acciones está más que justificada por los datos que maneja FCC Medio Ambiente. Según indican desde la contrata, solo las dos motocan, los vehículos del servicio especial de limpieza, recogen cada año 4.300 kilos de excrementos de animales. A esta elevada cifra hay que sumar lo que retiran el resto de servicios, y lo que se recoge en las 554 papeleras de tipo sanecan que hay en las calles de Zaragoza. El reparto de las botellitas es una acción que sigue a otras realizadas anteriormente en la misma línea, como otras tandas de recipientes y la distribución de bolsas para la recogida de excrementos. Son las mismas que están disponibles en las papeleras destinadas a este uso.


Publicidad


Con esta campaña, Zaragoza da un paso más en el camino hacia su objetivo de ser una ciudad amiga de los animales y donde se pueda convivir con ellos sin perjuicio, ni del perro ni de la persona. Con este objetivo, hace apenas unos días se daba a conocer el avance de las obras de la primera zona de esparcimiento para perros que se va a habilitar en Zaragoza. Estará abierta a partir de septiembre y se sitúa en la plaza de los Sitios. Será un espacio cerrado donde los animales podrán estar libremente, sin ir atados y sin horarios. Como éste, habrá al menos siete más repartidos por la ciudad, previstos para finales de año. Tendrán fuentes para que las mascotas puedan beber agua y algunos, incluso juegos.

Publicidad