Sabado, 23 de Octubre de 2021

En mayor o menor medida, conforme uno se hace mayor, va necesitando cada vez más ayuda. Puede ser desde una simple compañía o alguien que cocine, hasta un apoyo completo para levantarse de la cama, asearse, tomarse los medicamentos y tener cubiertas todas las necesidades básicas. En cualquier caso, cada vez son más quienes optan por que estos servicios se reciban en el propio domicilio, manteniendo así ese nexo de unión del usuario con su entorno habitual, lo que le reporta un mayor bienestar.


Publicidad


Ayuda a Domicilio en Zaragoza (Adoz) presta este tipo de apoyo, hecho a medida según las necesidades de cada persona. Su coordinadora, Sonia Latorre, tiene clara la clave del éxito de su sistema. “Cuando una persona mayor necesita apoyo para poder llevar a cabo las actividades de la vida diaria, la mejor de las opciones es que lo tengan en su casa. De esta manera, mantienen cierta autonomía y libertad ya que no se ven obligados a compartir su vida con personas desconocidas ni a adaptarse a horarios, hábitos o dietas extrañas para ellos”, explica.

Para aquellos que se están planteando cómo dar a sus mayores los mejores cuidados posibles, la entidad aragonesa Adoz tiene la solución. “Nuestro servicio favorece que la persona cuidada mantenga su entorno y sus relaciones sociales al mismo tiempo que dispone de una atención única y personalizada”, resume la coordinadora del servicio.

Esta atención global y, al mismo tiempo, concreta y con una solución para cada situación particular, se puede llevar a cabo gracias a un equipo de profesionales de campos variados como la fisioterapia, la podología, la logopedia, la terapia ocupacional o la nutrición. El trato en cada una de estas ramas tiene un único objetivo, el de mejorar la calidad de vida de los usuarios.

Dependiendo de cada caso, serán necesarios unos tratamientos u otros, estableciendo un plan de acción tras el estudio inicial de cada usuario. Para algunos la mejor ayuda es la compañía. “La persona mayor necesita sentirse querida e importante para alguien, tiene necesidad de afecto. Por eso, tener a un cuidador con el que poder hablar y ser escuchado y comprendido sin ser juzgado contribuye a su bienestar y motivación”, explica Latorre.

En otros casos, es el cuerpo el que no acompaña. Para eso está la fisioterapia geriátrica, otro de los servicios que ofrece Ayuda a Domicilio en Zaragoza. Estas terapias tratan diversas patologías propias del envejecimiento, como el dolor, la pérdida del equilibrio, la elasticidad o la masa muscular y otras derivadas de enfermedades neurológicas como el Parkinson o el Alzheimer. “Las sesiones de fisioterapia están encaminadas tanto a la prevención como al tratamiento de estas cuestiones y repercuten en una mejora no solo de la condición física, sino también psicológica”, comenta.

Esto se debe, principalmente, a que gracias a estos tratamientos, el usuario mejora o mantiene su movilidad física, combatiendo la falta de actividad. Con ello, se contribuye a recuperar la flexibilidad y la masa muscular, que también se fortalece y hace que el paciente tenga más seguridad en sí mismo y gane en autoestima.

El mismo doble efecto es el que causa mantener unas buenas condiciones de higiene y nutrición diarias. Estos cuidados tienen, en un primer plano, beneficios para la salud, ya que, en el caso del aseo personal, contribuyen a cuidar la piel y a que no se generen infecciones. En cuanto a la correcta alimentación, es una forma de combatir la osteoporosis, la hipertensión, la diabetes, las enfermedades cardiacas…


Publicidad


Lo que quizás no sea tan evidente es de qué manera estos servicios, incluidos dentro del programa de atención de Ayuda a Domicilio en Zaragoza, tienen para la salud mental del usuario. “Una persona aseada se siente reconfortada y esto aumenta su autoestima y mejora su estado de ánimo. Del mismo modo, seguir una rutina alimenticia, con unos horarios concretos e ingerir todos los nutrientes necesarios contribuye a una mayor fortaleza y vitalidad”, explica Latorre.

Estos son algunos de los motivos que han llevado a 30 familias a poner en manos de Ayuda a Domicilio en Zaragoza el cuidado de sus mayores. La modalidad del servicio que presta Adoz se adapta a las necesidades de cada usuario, pudiendo contar con cuidadores externos que pasan ciertas horas al día en casa de la persona a cuidar, y también con internos, que se alojan en el domicilio y están con el usuario las 24 horas.

*Si quiere contactar con ayudadomicilioenzaragoza.com haga click aquí

Publicidad