Viernes, 03 de Diciembre de 2021

El Ayuntamiento de Zaragoza ha adjudicado el contrato para la lucha contra las plagas que cuenta con presupuesto total de 992.674 euros, a lo largo de tres años de vigencia. Los trabajos contemplan la desinsectación y desratización en espacios y edificios públicos, el control de la población de palomas y el tratamiento de chinches en viviendas derivadas por los Servicios Sociales.


Publicidad



Publicidad


La consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha presentado este viernes, 27 de agosto, esta contratación que se ha licitado en tres lotes. Los trabajos para el control de roedores e insectos en espacios y edificios públicos con los que cuentan con una mayor financiación, con una partida de 772.726 euros. Han sido adjudicados a la empresa Biontex S.L., que también se ocupará del control de palomas, con un presupuesto de 113.840 euros. Finalmente, el tratamiento de chinches en viviendas de Servicios Sociales se llevará a cabo por la empresa Anticimex 3D, por 106.401 euros.

La consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad ha manifestado que “este nuevo contrato nos va a permitir trabajar de forma continua en la erradicación de las plagas urbanas, reducir su población y evitar así la transmisión de enfermedades que van asociadas a estos animales”. “No se trata de una cuestión caprichosa, si no de un asunto de salud”, ha añadido.

Con estas adjudicaciones, ha destacado Chueca, “se va poder realizar, por fin, un plan integral de desinsectación y desratización”, algo que hasta ahora no había sido posible “por la inacción de las corporaciones anteriores” que había conducido a que “la población de plagas urbanas estuviese descontrolada”. De esta manera, ha subrayado la consejera municipal, “se podrá actuar de manera preventiva, y no solo reactiva, cuando existe una denuncia porque el problema ya existe”.

Respecto a la presencia de palomas, durante estos primeros ocho meses de 2021 se han recibido 198 denuncias por molestias de estas aves. Chueca ha indicado que se han censado 12.600 ejemplares en el núcleo urbano de Zaragoza, sin contar los barrios rurales.

El contrato aprobado incluye un censo anual de palomas en la ciudad, y en meses próximos se espera contar con la recopilación completa de todo el municipio. Asimismo se incluye la captura y retirada en aquellas zonas con afección a la ciudadanía. Con fin de reducir la población, hasta el momento se han capturado más de 4.500 de estas aves, en un operativo que ha incluido las zonas rurales. El objetivo del Ayuntamiento es, según ha indicado Natalia Chueca, reducir la población de palomas “a los 6.000 ejemplares“, incluyendo los barrios rurales.

Natalia Chueca ha relatado también otras medidas antiplagas llevadas a cabo durante este año. Así, ha contado que se ha elaborado un censo de palomas torcaces, ave migratoria que causa molestias por sus excrementos en determinadas épocas del año. A finales de año se realizará un nuevo estudio para localizar y eliminar nidos y realizar podas selectivas –en colaboración con la Unidad Verde y con el Servicio de Parques-. Desde el Ayuntamiento se calcula que hay unos 3.000 nidos de palomas torcaces repartidos por la ciudad, que se asientan sobre todo en falsas acacias y pinos piñoneros y carrascos.


Publicidad


Paralelamente, el Instituto Municipal de Salud Pública está elaborando, además, un estudio microbiológico de heces de paloma, capturadas en 10 puntos de la ciudad, para detectar la presencia de posibles bacterias o elementos que pudieran ser vectores de transmisión de enfermedades.

Así, según ha referido la consejera municipal, desde enero se recibido 325 solicitudes de desinsectación, que han supuesto 342 tratamientos. Asimismo, se han tramitado 356 solicitudes de desratización, que han dado lugar a 1.157 actuaciones. Respecto a chinches, se han llevado a cabo 56 tratamientos en viviendas bajo solicitud de los Servicios Sociales municipales.

COLABORACIÓN CIUDADANA

La consejera municipal ha enfatizado “los esfuerzos que se están haciendo por parte del Consistorio, económicos, pero también humanos” para erradicar estas plagas, para lo que ha pedido la ayuda también de “la colaboración ciudadana”.

En este sentido, Chueca ha recordado que “alimentar a los animales de la calle está prohibido por las ordenanzas municipales y puede tener unas sanciones de entre 50 y 250 euros“. En el caso de las colonias felinas, sólo los voluntarios responsables tienen autorización para ello, se ha apuntado desde el Instituto de Salud Pública.

Publicidad