Miércoles, 17 de Agosto de 2022

El Gobierno de Aragón mantiene que es necesario extender el pasaporte COVID a todos los establecimientos hosteleros con aforo superior a 50 personas, después de que este viernes el Tribunal Superior de Justicia haya suspendido de manera parcial la orden del Ejecutivo autonómico que exige dicho certificado en varios ámbitos sociales en la región.

En su auto se mantiene suspendida la exigencia del pasaporte COVID para hostelería y restauración, gimnasios, cines, espectáculos y similares, tal y como quería imponer el Gobierno aragonés ante el aumento de contagios en la región, pero establece la obligación de pedir este documento en hostelería para celebraciones de más de diez personas, ocio nocturno, salones de juego, visitas en hospitales, centros sociales especializados y en grandes eventos de más de 500 asistentes en cerrado y 1.000 personas en abierto.

De este modo, la Administración autonómica ha mostrado su respeto por la decisión del TSJA y ha anunciado que sus servicios jurídicos están analizando la resolución y las consecuencias de la misma.

“Valoramos el avance que supone que finalmente se pueda aplicar esta medida en algunas actividades adicionales”, como ya decidió el Gobierno regional hace una semana, siguiendo las recomendaciones de los expertos sanitarios, si bien “consideramos que, para contener el incremento de contagios, sigue siendo necesario su extensión a la hostelería, con aforo superior a 50 personas, cines y teatros en los que se permita consumo de comida y bebida, así como en gimnasios”.

En definitiva, lugares cerrados en los que el ciudadano se retira la mascarilla y, en consecuencia, existe mayor riesgo de infección, ha puntualizado el Ejecutivo, para concluir que el Departamento de Sanidad sigue analizando diariamente la situación epidemiológica de la comunidad autónoma y continuará usando las herramientas que considere necesarias para proteger la salud de la población.

Publicidad