Jueves, 13 de Mayo de 2021

La Audiencia de Huesca ha confirmado la sentencia que condenó hace casi cuatro años a la Generalitat catalana y al Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) a devolver las valiosas pinturas murales románicas de la Sala Capitular del Monasterio de Sijena (Huesca).


Publicidad


En su sentencia, la Audiencia oscense rechaza todos los argumentos planteados en sus recursos por las instituciones catalanas y estima, de acuerdo con la jueza de primera instancia que juzgó el caso, que las pinturas se encuentran “en precario” en el MNAC y sin título de propiedad alguno.

Además, el tribunal da validez a lo manifestado por los peritos que testificaron en el juicio a instancias de la parte catalana que admitieron que las pinturas pueden trasladarse sin sufrir daños, lo que deja abierta la opción de solicitud de ejecución de la sentencia desde Aragón.

Estiman los magistrados, asimismo, que la voluntad de la comunidad de monjas de Sijena, propietaria del inmueble, era que fueran devueltas a su ubicación original del monasterio y recuerdan que estas obras no pueden disgregarse del bien inmueble al que pertenecen, monumento nacional desde 1923.

Publicidad