Jueves, 13 de Mayo de 2021

Un dispositivo coordinado de Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Adscrita y Policía Local controlará desde este jueves y hasta el sábado el cumplimiento de las medidas sanitarias impuestas por la pandemia en Jaca (Huesca) con motivo del Primer Viernes de Mayo, fecha festiva en la localidad cuya celebración ha sido suspendida por la situación sanitaria.


Publicidad



Publicidad


Los esfuerzos principales de seguridad se centrarán en el control de las posibles fiestas privadas tanto en espacios públicos como privados (huertos, bodegas, locales y viviendas), según el acuerdo de la Junta Local de Seguridad que se ha celebrado este lunes de forma telemática bajo la presidencia del alcalde, Juan Manuel Ramón, y la subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar.

La finalidad es desplegar el número suficiente de medios humanos y materiales de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para garantizar el estricto cumplimiento de las medidas sanitarias establecidas en el término municipal de Jaca, que se encuentra confinado perimetralmente desde este sábado y hasta el próximo 9 de mayo por el incremento de casos de covid-19.

Según informa el Ayuntamiento, con esta vigilancia se pretende que la incidencia de casos de contagio por el virus no crezca sino que pueda lograrse una disminución para llegar, lo antes posible, a una situación más leve y cercana a la normalidad, toda vez que incide en la importancia de que no se produzcan reuniones ni aglomeraciones de personas en ningún ámbito.

Ante la proximidad de esta fecha, varios bares y restaurantes de la ciudad han decidido de forma individual permanecer cerrados el viernes por responsabilidad y con la vista puesta en una pronta salida de este confinamiento perimetral, por lo que los cuerpos de seguridad controlarán las fiestas privadas para que se garantice el cumplimiento de las medidas sanitarias.

Publicidad