Miércoles, 28 de Octubre de 2020

La Delegación del Gobierno en Ceuta ha decretado este lunes vigilancia policial para varios bloques de viviendas donde se ha producido un rebrote de casos de coronavirus, con la intención de impedir que las personas puedan abandonar sus casas en estos días.

Es la operativa desplegada por la Policía Nacional, por orden del ministerio del Interior, para poder controlar los rebrotes que pudieran existir en las fases de la desescalada por la crisis del coronavirus.


Publicidad


Según han informado fuentes policiales, varias patrullas de la Policía Nacional se encargan desde esta mañana del control de siete viviendas de los Grupos Erquicia y otros bloques de viviendas en la calle Joaquín García de la Torre de Sidi Embarek.

La vigilancia se produce para impedir que las 121 personas a las que se ha decretado el aislamiento obligatorio lo puedan abandonar y romper con el confinamiento.

Esta decisión se ha tomado después de que se hayan detectado al menos doce casos positivos en domicilios de ambas zonas, en un repunte del brote tras la entrada de Ceuta en la fase 2 de la desescalada, y que supone un “grave riesgo para la salud pública“, según ha informado el Gobierno ceutí.

En la actualidad, el Servicio de Vigilancia Epidemiológica de la ciudad está realizando el seguimiento a 170 personas, que son contactos de casos activos, cifra que asciende a 1.840 personas desde que comenzó la pandemia.

Publicidad