Martes, 04 de Octubre de 2022

La crispación madrileña ya tiene eco en el Ayuntamiento de Zaragoza. La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Zaragoza, Lola Ranera, busca que el alcalde de la ciudad, Jorge Azcón, responda en el próximo pleno municipal si va a seguir sin separarse de VOX por “tacticismos políticos” después de que este partido haya estado “incitando al odio” a “niños”, “personas” y “mujeres”.


Publicidad



Publicidad


El grupo municipal de VOX vetó esta semana una declaración institucional presentada por el PSOE para condenar las cartas amenazantes enviadas al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, o al candidato de Unidas Podemos en Madrid, Pablo Iglesias, que en las últimas horas se han repetido con más líderes políticos.

Al no contar con unanimidad, el texto se debatirá y votará como una moción de urgencia y la portavoz socialista ha confiado en que el PP vote a favor para que los grupos políticos hablen de defender la democracia y de “arrinconar” a VOX.

Fuentes del partido VOX reconocen a este diario que la negativa se debe a que, por su parte, querrían incluir una moción donde se condene toda la violencia o amenaza. “Habría que incluir las agresiones que reciben en sus mitines o la carta con amenazas que recibió la presidenta madrileña Diaz Ayuso, y no sólo las que el PSOE quiere”, aseguran.

EL RING DEL PSOE Y VOX

La socialista Ranera contestó también a las “descalificaciones” a su persona por parte del portavoz municipal de VOX, Julio Calvo, quien la definió como una “política profesional en el peor sentido del término”, acostumbrada a “jugar sucio” y a “mentir o a no decir toda la verdad”.

El representante de VOX acusó a la socialista de presentar una declaración institucional “con la intención evidente” de que no pudieran suscribirla y aseguró que recogía una reprobación a la líder de su partido en Madrid, Rocío Monasterio.

“No podemos ir en contra de los menores extranjeros, del colectivo LGTBI o negar que a algunas mujeres los hombres las asesinan”, explicó Ranera, quien añadió que los zaragozanos asisten a estas cuestiones “absolutamente horrorizados”

Publicidad