Sabado, 12 de Junio de 2021

Cuatro pueblos de Huesca forman parte de la lista de la Asociación de Los Pueblos Más Bonitos de España, donde se reconocen localidades de todo el país por su encanto y atractivo turístico. De la provincia oscense ostentan este título Aínsa, Alquézar, Ansó y Roda de Isábena pero hay muchos otros pueblos de Huesca perfectos para una escapada.

AÍNSA

Aínsa es uno de los pueblos de Huesca con más encanto. / HOY ARAGÓN

Situado en la comarca de Sobrarbe, Aínsa es uno de los pueblos de Huesca con más encanto. Además de formar parte de la lista de Pueblos Más Bonitos de España, toda la villa tiene la declaración de monumento Histórico-Artístico. Destaca su plaza Mayor y las calles adyacentes, que todavía conservan la esencia medieval de sus orígenes. El castillo, en la misma plaza, y la iglesia de Santa María son otras dos paradas imprescindibles en Aínsa.

ALQUÉZAR

Alquézar está en la Hoya de Huesca. / TURISMO ARAGÓN

Alquézar está en las primeras posiciones de pueblos de Huesca más turísticos. Por su cercanía con la capital aragonesa (se localiza en la Sierra de Guara), es uno de los destinos más frecuentados para una escapada en el día. Al conjunto histórico que forma su entramado de calles, de organización claramente medieval, se suma como atractivo la ruta de las pasarelas. Este itinerario rodea el pueblo, situado en un montículo, por la zona baja, a orillas del río Vero. El enclave más importante de Alquézar es la colegiata, declarada Monumento Nacional en 1931.

ANSÓ

El día del Traje Ansotano es la máxima celebración de este pueblo de Huesca / TURISMO ARAGÓN

Ubicado en la comarca de La Jacetania, casi en la frontera con Francia, Ansó es un pueblo de Huesca que siempre ha estado marcado por su estratégica situación geográfica. Esto ha marcado el carácter de sus gentes, que actualmente compatibilizan el turismo con la actividad agrícola y ganadera de siempre. Parte del encanto de Ansó radica en el equilibrio que guarda entre el trajín turístico y la tranquilidad de un pueblo modesto. Junto a su arquitectura y monumentos, destaca su tradicional traje ansotano, en torno al que anualmente se celebra la fiesta más importante de la localidad.

BENASQUE

Casa Juste, en Benasque / TURISMO VALLE BENASQUE

Escondido en pleno corazón del Pirineo, en uno de los valles más inaccesibles, se encuentra Benasque. Este pueblo de Huesca está en la Ribagorza, ocupado en parte por terrenos del Parque Natural de Posets-Maladeta y los Glaciares Pirenaicos. Es uno de los destinos preferidos por los amantes de la alta montaña, atraídos por el entorno natural que rodea a Benasque. Pero su potencial como destino de turismo activo no tiene por qué eclipsar su atractivo cultural y patrimonial. Dentro del pueblo merece la pena pasear por su casco histórico y visitar algunos de sus principales monumentos, como la iglesia de Santa María, el Palacio de los Condes de Ribagorza o el Torreón de Casa Juste.

JACA

Rutas turísticas por Aragón

La catedral de Jaca, primera capital del Reino de Aragón / TURISMO DE ARAGÓN

Aunque por su población es ya casi una ciudad, en esta lista de pueblos de Huesca con encanto no podía faltar Jaca. Es uno de los sitios de Huesca con más actividad, tanto por sus habitantes como por los turistas que lo escogen como destino vacacional o para tener una segunda residencia. Situado en el Valle del Aragón, Jaca fue la primera capital del Reino de Aragón. Entre sus atractivos destaca sin duda la Ciudadela, declarada monumento artístico en 1951. Si se ve desde el aire, lo que más atrae del conjunto es la forma pentagonal tan bien conservada de esta fortaleza. Está rodeada por fosos y tiene un puente levadizo.

LOARRE

El castillo de Loarre es la principal fortaleza románica de España / Some Shots

El nombre de Loarre ha trascendido incluso a la gran pantalla gracias a su joya de la corona, el castillo. Es la fortaleza románica más importante de España, declarada Monumento Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural y ha sido escenario de películas de renombre, como ‘El reino de los cielos’.  A los pies del Castillo de Loarre se asienta uno de esos pueblos de Huesca que merece la pena conocer. Rodeado de naturaleza, en plena Hoya de Huesca, Loarre tiene otros atractivos, como la iglesia de San Esteban, el puente románico o la fuente renacentista de los tres caños.

RODA DE ISÁBENA

Roda de Isábena es el pueblo de España más pequeño con catedral / HOY ARAGÓN

Roda de Isábena, en la comarca de la Ribagorza, cuenta apenas con 60 habitantes y es el pueblo más pequeño de España que tiene catedral. Es el principal punto de interés de este pueblo de Huesca que no puede faltar en la lista. Dedicado a San Vicente Mártir, el templo fue levantado entre los siglos XI y XII y es de estilo románico lombardo. Lo que lo rodea tampoco tiene desperdicio. Roda de Isábena es un pueblo medieval de calles empedradas con varios miradores. Destacan también la plaza Mayor y la ermitas de San Salvador y del Pilar.

SALLENT DE GÁLLEGO

Puente Romano de Sallent de Gállego / TURISMO ARAGÓN

Considerado la capital del Valle de Tena, Sallent de Gállego es otro de esos pueblos de Huesca con encanto. No en vano está entre los más visitados, tanto por personas con segundas residencias como por turistas. El atractivo de este pueblo pirenaico es simple. Basta con dejarse llevar y pasear por sus calles para descubrir nuevos rincones. Como puntos de interés, destacan el puente romano del Paco, la torre de los Martón o la plaza. También se puede visitar la iglesia de la Asunción o hacerse una foto junto a la enorme estatua de Fermín Arrudi, conocido como El Gigante de Sallent. Lo más asombroso es que está hecha a tamaño real.

Hasta aquí esta breve selección de pueblos de Huesca que bien valen como destino para una escapada de día o para un viaje más largo. Por su situación, los planes que se pueden realizar son variados, siempre compaginando el turismo más cultural con las actividades al aire libre en un entorno de excepción como es el Pirineo Aragonés.

Publicidad