Jueves, 29 de Septiembre de 2022

Es una de las postales de Tarazona: el río Queiles a su paso por el casco antiguo de la hermosa ciudad de la provincia de Zaragoza. Y, desde hace una semanas, esa postal luce mejor que nunca gracias a la ambiciosa limpieza que ha llevado a cabo el Ayuntamiento turiasonense del cauce.


Publicidad


El principal problema residía en la lentitud en las tramitaciones necesarias por parte de la Confederación Hidrográfica. Como explica para HOY ARAGÓN el alcalde de Tarazona, Luis José Arrechea, “hemos tenido que negociar con la Confederación y comprometernos a realizar un Plan de Naturalización del río a su paso por el casco urbano para que nos autoricen la limpieza”.

El trámite burocrático, aunque largo, ha llegado a buen puerto y se ha logrado limpiar el río, en el cual “estaban proliferando hierbas y vegetación salvaje”, apunta Arrechea. “No era la imagen más idónea”, reconoce, de ahí que la ejecución, en cuanto se ha contado con el permiso necesario por el organismo competente se haya realizado con rapidez y eficacia entre los meses de mayo y junio.

El menor caudal del río ha facilitado los trabajos / HOY ARAGÓN

La empresa encargada de los trabajos ha sido FCC Medio Ambiente y, como indica su jefe de producción, José Luis Hernández, han coincidido con las fechas de menor caudal del río, lo que ha facilitado los trabajos. “Se han tenido que retirar a mano elementos como plásticos o latas”, explica. Asimismo, las zonas cercanas al cauce han tenido que ser limpiadas “a pico y pala”. Por su parte, las áreas de hormigon también han sido tratadas para dejarlas “niqueladas”.

CONCURSO DE IDEAS

Pero este no es el último paso que se va a llevar a cabo para que Tarazona brille con luz propia. El Ayuntamiento de la ciudad ha presentado a la Confederación Hidrográfica un plan para llevar a cabo un concurso de ideas con el fin de naturalizar el cauce del Queiles en su tramo urbano. Se trata, como explica el alcalde, “de hacer más verde el río”.


Publicidad


Para ello, se recibirán ideas con el fin de mejorar todavía más el aspecto del cauce desde la N-122 a su paso por las piscinas municipales y hasta la salida del casco urbano, más allá del centro de salud. El objetivo es ajardinar la zona según el compromiso que ha adquirido el Consistorio turiasonense con la Confederación Hidrográfica, “con vegetación controlada y especies autóctonas”, detalla Arrechea.

Publicidad