Lunes, 05 de Diciembre de 2022

Los ucranianos que han tenido que dejar su país a consecuencia de la guerra ascienden ya a 1,73 millones, de los que más de un millón se encuentran en la vecina Polonia, informó la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Hungría ha recibido 180.000 refugiados ucranianos, Eslovaquia 128.000, Rumanía 79.000 y Moldavia 82.000, a los que hay que sumar unos 53.000 que han huido a Rusia, según las estadísticas que actualiza a diario la agencia de la ONU.

ACNUR sigue estimando que el conflicto podría causar un éxodo de hasta cuatro millones de ucranianos, el equivalente a casi la décima parte de la población de ese país. El alto comisionado de la ONU para los refugiados, Filippo Grandi, advirtió este fin de semana que la crisis de refugiados en Ucrania es la que más rápidamente está aumentando desde la Segunda Guerra Mundial.

El flujo de refugiados es además el peor que vive Europa desde la Segunda Guerra Mundial, conflicto que generó la huida de sus países de entre 11 y 20 millones de personas. La guerra de Kosovo (1999) causó entre 1,2 y 1,4 millones de refugiados albanokosovares, y el conflicto en Bosnia (1992-95) provocó que 1,3 millones de bosnios salieran de ese territorio.

La semana pasada ACNUR y otras agencias de la ONU solicitaron a la comunidad internacional 1.700 millones de dólares para financiar la ayuda a los refugiados ucranianos y otras operaciones humanitarias en Ucrania y países vecinos.

Publicidad