Viernes, 03 de Diciembre de 2021

La consejera de Sanidad del Gobierno autonómico, Sira Repollés, ha descartado por el momento aplicar “medidas quirúrgicas” ante el aumento de contagios de coronavirus, especialmente en algunas localidades de la comunidad.

Estas declaraciones las ha hecho antes de conocer la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) respecto a la autorización del pasaporte COVID para acceder a celebraciones, ocio nocturno y eventos multitudinarios, lo que por el momento queda en espera ya que el TSJA ha pedido alegaciones al Gobierno de Aragón y la Fiscalía sobre la implantación de la medida porque considera que posiblemente sea inconstitucional.

La consejera ha aclarado, no obstante, que la pandemia del coronavirus ha demostrado “que nada es definitivo” y, “en ocasiones, hemos tenido que dar pasos atrás”, si bien el Departamento, por ahora, contempla como medidas de control “los incrementos de las vacunaciones” y “no medidas restrictivas, quirúrgicas en determinadas poblaciones”. Ha añadido: “Si son necesarias y vemos que la situación se aleja de lo previsible, estableceremos algún tipo de medida”, pero, “hoy por hoy, no estamos pensando en eso”.

Por otra parte, preguntada por la vacunación a los menores de 12 años, ha comentado que, en primer lugar, ésta debe recibir la autorización de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y, en segundo lugar, tomarse la decisión en la Comisión de Salud Pública y en el Consejo Interterritorial.

“Cuando se autorice, procederemos a vacunar a los niños, al igual que a otras franjas de edad, en sentido descendente, tal como hemos hecho en periodos normales de vacunación” porque “estamos preparados”, ha precisado Repollés, que ha matizado que siempre se hará lo que decida la Comisión de Salud Pública, la ponencia de vacunas y la EMA. “Nosotros siempre nos adheridos a las decisiones” de estos órganos, ha recalcado.

EL PROCESO DE VACUNACIÓN

La consejera ha recordado que este lunes se abre la autocita para aquellas personas que recibieron la vacuna de Janssen, diseñada para una única dosis, quienes van a poder recibir una segunda dosis con vacunas de RNA mensajero –Pfizer o Moderna-– a partir de la semana que viene. Ha precisado que ya se ha administrado a la población penitenciaria y colectivos vulnerables que habían recibido este tipo de vacuna contra la COVID-19.

Respecto a la tercera dosis para el grupo de edad de 60 y 69 años, Repollés ha apuntado que el presidente de España, Pedro Sánchez, anunció que se iba a suministrar, pero “no tenemos una fecha concreta” ya que todavía es una medidas que ha de aprobar la Comisión de Salud Pública, algo que probablemente tendrá lugar “esta tarde”.

La consejera ha apostillado que, en el momento que reciba el visto bueno, “tal y como hemos hecho hasta ahora, arbitraremos las medidas” e “imagino que será a través de la autocita”. También ha comentado que, por ahora, no se contempla la obligatoriedad de la vacuna para trabajadores sanitarios o sociosanitarios, si bien se sigue insistiendo “en la necesidad absoluta de que toda la población se vacune” y, “con más interés” en el caso de profesionales “que trabajan con personas más vulnerables”.

Publicidad