Lunes, 08 de Marzo de 2021

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), Teresa Ribera, ha respondido en el Senado a la interpelación formulada por Joaquín Egea, miembro del movimiento ciudadano Teruel Existe, sobre la necesidad de llevar a cabo una transición justa para las comarcas del norte de Teruel afectadas por el cierre de la central térmica de Andorra.


Publicidad


La vicepresidenta Ribera ha reafirmado el compromiso del Gobierno con la transición justa en estas comarcas de Aragón a través de lo que ha definido como “un esfuerzo colectivo sin precedentes para crear y fijar empleo, atraer inversión para dinamizar, diversificar y restaurar las economías de las economías de Andorra y las regiones mineras de Teruel”.

El MITECO, a través del Instituto para la Transición Justa (ITJ), está elaborando el Convenio de Andorra-Sierra de Arcos, “un documento de acciones y no de intenciones”, en palabras de la vicepresidenta, elaborado a partir de la participación y la consulta social, que contiene un diagnóstico de problemáticas y potencialidades que van a proporcionar las claves para identificar los mejores proyectos para el territorio teniendo en cuenta criterios ambientales, económicos y sociales.

Sin embargo, ese documento aún está en proceso de elaboración cuando ya se cumple un año del desmantelamiento de la central de Andorra. Y aún no hay un plan en profundidad para reactivar una zona que languidece poco a poco tras el cierre de la central.


Publicidad


El compromiso del Gobierno de España es crear, al menos, el mismo número de empleos que estarían potencialmente afectados por el cese de la actividad minera y energética, estimados en 504, la mayor parte de los cuales se corresponde actualmente con trabajadores prejubilados, empleados en las tareas de restauración o en formación profesional.

Publicidad