Martes, 19 de Octubre de 2021

El Gobierno de España pedirá una última prórroga del estado de alarma si ve que tiene mayoría para sacarla adelante, pero por si no lo consigue prepara también un decreto ley con las medidas “mínimas posibles” para regular el final de la desescalada.


Publicidad


Lo ha anunciado la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, en su intervención como primera compareciente en la Comisión para la Reconstrucción Económica y Social del Congreso, en la que ha hecho un llamamiento a todos los partidos para “hacer política con mayúsculas” y trabajar desde la “unidad” por la reconstrucción del país.

Pocas horas después de que la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, dijera en rueda de prensa que el Gobierno plantearía una nueva prórroga si los datos epidemiológicos lo aconsejaran, aunque ha señalado que se decidiría en unos días, Carmen Calvo ha señalado en el Congreso que se solicitará dicha prórroga si el Ejecutivo comprueba que cuenta con los votos.

El Gobierno “se plantea, en este momento, si hay una mayoría suficiente para hacerlo, una última prórroga que nos permita terminar la desescalada“, ha dicho Calvo

Según ha dicho, para esta última prórroga el Gobierno plantearía “modificaciones muy importantes” del decreto de alarma para “dejar a las comunidades autónomas que desescalen” y permitir, porque “constitucional y legalmente es posible”, que unos territorios salgan de la alarma antes que otros.


Publicidad


Ha sido en su segundo turno, y tras escuchar a portavoces como el de Ciudadanos, Edmundo Bal, reclamándole el “plan B” a la alarma, cuando Calvo ha explicado que en caso de que la prórroga no vaya a ser posible, el Ejecutivo prepara una alternativa.

Se trata de un real decreto ley que aunará, según Calvo, la “legislación vigente” de órdenes ministeriales que se han ido aprobando al amparo de la alarma y recogerá algunas de esas medidas, las “mínimas posibles” para culminar la desescalada.

Y junto al decreto ha insistido en que el Gobierno planteará “en legislación de urgencia” alguna reforma de la legislación estatal básica “para poder responder a algún rebrote”.

LOS APOYOS

En cualquier caso, la vicepresidenta ha aprovechado esta comparecencia para pedir el apoyo a una última prórroga de la alarma, y se ha dirigido sobre todo al PP.

Ha reclamado a los populares -que votaron no a la anterior prórroga- que apoyen esta última para que Galicia y País Vasco puedan “salir pronto” de esta situación para celebrar sus elecciones, entre otras cuestiones.


Publicidad


Ana Pastor, por ejemplo, ha advertido al Gobierno de que el PP quiere “arrimar el hombro” para buscar soluciones pero no será “atrezzo” para la hoja de ruta partidista del Ejecutivo, al que ha reclamado que “rectifique” y no se deje llevar a la “deriva” con aliados como Bildu.

Desde Vox, Iván Espinosa de los Monteros ha lamentado el “fracaso de coordinación” sanitaria con las autonomías, que es también el fracaso de un sistema que tiene “diecisiete modelos diferentes” y ha vuelto a recriminar al Gobierno que el estado de alarma es un “estado de excepción encubierto”.

El portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha sacado a colación la crisis en Interior con la destitución del jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid, Diego Pérez de los Cobos, para ironizar sobre la “confianza” que pedía Calvo y que el ministro del Interior no ha mostrado en sus mandos.

Y también del tema del día, de forma implícita, ha hablado Gabriel Rufián, de ERC, pero para pedir otra cosa muy distinta, que el Ejecutivo “depure” los cuerpos de seguridad.

Publicidad