Martes, 21 de Septiembre de 2021

Salud Pública ha notificado 146 nuevos contagios de COVID-19 detectados el sábado en Aragón, 58 más que un día antes, y dos fallecidos en la provincia de Zaragoza.

De esta provincia, son cinco municipios de más de 10.000 vecinos (Tarazona, Calatayud, Cuarte, Ejea y Zaragoza capital) con una incidencia acumulada a 14 días que supera los 150 casos cada 100.000 habitantes, por lo que se situarían en el nivel de riesgo alto.


Publicidad


De estos últimos municipios, preocupa precisamente la alta densidad de contagios por habitante en Tarazona, Calatayud, Cuarte de Huerva y Ejea de los Caballeros por su poca población, comparado con Zaragoza, que puede dificultar la asistencia a los centros de Salud que están en plena campaña de vacunación y la ausencia de un hospital en el municipio. Por lo que los casos más graves se deberían derivar a la ciudad de Zaragoza donde la tasa de saturación hospitalaria baja muy lentamente.

Según los datos provisionales colgados este domingo en el Portal de Transparencia por el Gobierno de Aragón, 119 de los nuevos casos corresponden a la provincia de Zaragoza, 24 a la de Huesca y 2 a la de Teruel, mientras que en uno no se ha acreditado la procedencia. Es en Huesca el municipio de Fraga donde la situación es más crítica por tener más de 150 casos por cada 100.000 habitantes. 

Desde el inicio de la pandemia, las personas que han contraído el coronavirus en Aragón ascienden a 112.430 y a 105.837 las que se han recuperado, de las que 55 recibieron el alta ayer.

El número de personas fallecidas por COVID-19 asciende a 3.351, cuatro más que las que figuraban ayer en el portal, dos en las 24 horas previas. La tasa de letalidad se mantiene en el 3% y el índice de mortalidad por 10.000 habitantes se sitúa en el 25,4%.

Lo que más preocupa es la capacidad de transmisión de la cepa británica, que ya se considera como prepoderante con casi un 60% de los contagios que se registran.


Publicidad


Hace un mes, según anunció la consejera de Sanidad, Sira Repolles, el porcentaje de la cepa británica en Aragón era del 8,2%. Por el momento no se ha notificado ningún contagio de otra variante activa: como la californiana, la sudafricana o la brasileña.

Lo que era una tendencia mayoritaria en otras comunidades ya es realidad en Aragón. Por el momento, la prevalencia de la cepa británica en la comunidad aragonesa aún era residual hace semanas cuando en Asturias o Madrid era más del 80% de los contagios. La tendencia en Aragón ya ha cambiado.

Publicidad