Martes, 07 de Julio de 2020

Los sindicatos médicos de Aragón (CESM y FASAMET) estudian la posibilidad de llevar a a los tribunales al Gobierno aragonés, que lidera el socialista Javier Lambán, por no llevar a cabo test PCR y serológicos de diagnóstico del coronavirus entre el personal sanitario y sociosanitario.


Publicidad


Estas dos organizaciones han remitido sendos escritos a los responsables del SALUD y del Instituto Aragonés de Servicio Sociales para reclamar un calendario de ejecución de estos test, para que estén hechas en quince días.

En un comunicado, ambos sindicatos resaltan que aunque el Departamento de Sanidad anunció el pasado 28 de abril su inicio, ha pasado una semana y no se sabe nada de la forma en la que se va a llevar adelante la realización de estas pruebas ni si ya se han iniciado realmente.

SIN TEST, NO HAY “FOTO REAL”

Consideran que el establecimiento de un calendario para estas pruebas debe ser “una prioridad en el tiempo” ante el alto número de contagios (más de 800 en Aragón desde el inicio de la pandemia) entre el personal sanitario ya detectados, que, subrayan, “en todo caso no recoge la situación real”.

“Hasta que no se hagan test PCR y test rápidos a doble banda (detectar Ig M e Ig G) -advierten-, no tendremos una foto real de la penetración del COVID-19 y la situación de inmunidad de todos los trabajadores sanitarios”.

Denuncian, además, que la actual “inacción” del Gobierno de Aragón añade un “riesgo innecesario” para la salud de estos trabajadores y del conjunto de ciudadanos que reciben atención de ellos.

En sus misivas, estos sindicatos recuerdan que en las cartas remitidas el pasado 27 de abril solicitaron “urgentemente” que se dictase una resolución en un plazo máximo de 48 horas para ordenar la realización de las pruebas.

También el Sindicato de Enfermería (SATSE) ha exigido que se realicen, de una vez por todas, las pruebas de detección del COVID-19 a todos los profesionales sanitarios “sin excepción”.


Publicidad


A juicio del sindicato, la tasa de contagios declarados por la administración entre el conjunto de profesionales del Sistema Nacional de Salud (SNS) es solo la “punta del iceberg”, ya que es mucho menor que la realidad.

SATSE denuncia que, según las estimaciones de la organización sindical, el número de sanitarios a los que se les ha realizado la prueba no llega a la mitad del total, lo que resulta “absolutamente inaceptable” cerca de dos meses después de haberse declarado el Estado de Alarma en nuestro país.

Ello desemboca en una “lamentable realidad”, que es que la mayoría de los profesionales sanitarios aún desconocen si son portadores asintomáticos del virus, con el riesgo que esto supone para sus pacientes y el resto de personas de su entorno, o si ya han cursado la infección en el pasado

Publicidad
No Hay Más Artículos