Martes, 19 de Octubre de 2021

El Consejo Interterritorial está buscando un mínimo común que sea útil para todas las comunidades para periodos de alto riesgo como Semana Santa, ha asegurado Fernando Simón, que ha defendido que las medidas que se acuerden deben ser pocas, iguales para todos y que se puedan aplicar “muy bien”.


Publicidad


En rueda de prensa, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha recordado que existen diferencias “importantes” entre las autonomías en cuanto a la incidencia acumulada, que van desde 42 en Extremadura a más de 400 casos por 100.000 habitantes en Melilla.

Por ello, “no podemos pensar que todas las medidas que se apliquen en las comunidades tengan que ser las mismas, pero podemos plantear una base mínima para periodos de alto riesgo, como puentes o Semana Santa, pero sí que puede haber una serie de medidas mínimas comunes”, ha incidido Simón.

Esas medidas mínimas, ha precisado, deben ser “lo más razonables posible, lo más aplicables posible” y deben contar con el mayor consenso posible.

Simón ha explicado que algunas medidas pueden ayudar mucho a reducir riesgos derivados de la movilidad como los cierres perimetrales y otras a disminuir la transmisión en entornos como los domicilios o la hostelería o en otro tipo de reuniones o actos masivos.


Publicidad


Por el momento, el planteamiento de Aragón junto con otras comunidades (como Cataluña y la Comunidad Valenciana) es el cierre perimetral de la comunidad durante los días de Semana Santa. Así lo afirmaron la semana pasada en el último Consejo Interterritorial.

Por lo tanto, tendremos otra Semana Santa sin viajar a segundas residencias o a puntos como el Pirineo o el Levante, ni con pasos y cofrades en las calles de los municipios de Aragón. Las celebraciones festivas y la movilidad ciudadana estarán restringidas en gran parte para evitar excesos que puedan disparar otra ola de casos COVID19, y que complique el proceso de vacunación.

Se baraja que será entre el viernes 26 de marzo y el viernes 9 de abril, es decir 15 días, cuando se obligará al cierre perimetral de todas las Comunidades Autónomas. Aunque hay algunas que ya lo ejercen, como Aragón. Se exceptúan los archipiélagos, Canarias y Baleares, que son las únicas no contempladas en el estado de alarma que rige el Real Decreto 926/2020 de 25 de octubre.

LA ESTANCIA EN UCIS

Respecto a la razón por la que se están alargando las estancias de los pacientes ingresados en UCI respecto a la primera y segunda ola, Simón ha afirmado que no existe certeza, pero la hipótesis tiene que ver con que la edad media de los casos ha sido algo más joven.

Son pacientes que tienen una probabilidad de fallecimiento menor que las personas mayores ingresadas en las UCI en las dos olas anteriores que fallecían en mayor medida, por lo que su estancia era más corta.

Simón ha admitido que están viniendo extranjeros que tienen segunda residencia en España, pero “lo hacen con cuentagotas”, y ha pedido no hacer “comparaciones un poco fáciles” entre que venga un inglés o que salgan 20.000 españoles de una ciudad a otros sitios. “No es de la misma envergadura”, ha subrayado.

“Pero sí es cierto que a veces se generan incongruencias que no son fáciles de explicar, al menos a mí”, ha reconocido.


Publicidad


En cuanto a la quinta oleada del estudio de seroprevalencia, cuyos resultados deberían estar listos este mes o en abril, Simón ha explicado que las personas que están vacunando son las que tenían que hacer el estudio y ha señalado que “es prioritario que vacunen”. “Prefiero vacunar y si hay que posponer el estudio, se pospone”, ha dicho.

Además, hay otro factor para explicar el retraso y es que habría que distinguir entre los anticuerpos que generan las vacunas o la inmunidad natural. “Hasta que no lo sepamos va a ser muy difícil interpretar los resultados”, ha apuntado Simón

Publicidad