Martes, 07 de Diciembre de 2021

El inicio de liga para el Zaragoza está siendo complicado. Tras 8 jornadas se encuentran terceros por la cola, en posiciones virtuales de descenso. Sólo han conseguido la victoria en un encuentro, acumulan 2 derrotas y 5 empates.

La temporada pasada les tocó sufrir. Terminaron decimoquintos y a sólo 4 puntos del descenso. ¿Conseguirán dar un giro a su rendimiento y firmar un resultado mejor este año?

LA RACHA DE EMPATES

En recientes declaraciones, Alberto Zapater reconoció que no lo están haciendo del todo mal. Si fuese así, sus rivales serían capaces de ganarles y no está siendo el caso. La realidad es que a nivel estratégico y táctico el equipo está haciendo un buen trabajo. Pero fallan a la hora de rematar la faena y conseguir goles. Esa es la asignatura pendiente.

Por su parte, Juanjo Narváez se muestra optimista. Pronostica una victoria en el derbi contra el Huesca. Y sabe que eso es todo lo que necesitan para que la plantilla se motive y tome carrerilla. La mayoría de las casas de apuestas coinciden y dan como favorito al Zaragoza, que juega en casa. Los aficionados que quieran aventurarse, pueden apostar para darle más emoción al encuentro. Haz click aquí para mantenerte al tanto de las últimas noticias relacionadas con las apuestas.

HACERSE FUERTES EN CASA

Una de las claves que JIM presentó a principios de temporada era la de aprovechar al máximo los partidos en casa para evitar encajar goles. Y esto es parte de su secreto para sufrir menos derrotas. En palabras del propio entrenador, “La Romareda tiene que ser el jugador número 12”.

Se mantiene ilusionado y cree que el equipo tiene potencial para estar en los puestos de arriba. Pide confianza a la afición. El año pasado, el objetivo era salvarse del descenso, y lo consiguieron. Según él, es cuestión de tiempo que la plantilla explote y coja confianza. A partir de ese momento serán imparables.

LA OTRA CARA DE LA MONEDA

La prensa deportiva no es tan optimista. Son muchas las voces que opinan que la delantera hace aguas y le falta capacidad para definir. Aunque consigan crear oportunidades, sin buenos rematadores, no conseguirán mejorar sus resultados.

A esto hay que sumar los problemas que están teniendo con las lesiones. Narváez arrastra problemas de lumbalgia que lo han llevado a jugar muy por debajo de su 100% en los últimos encuentros y no le permiten entrenar con normalidad. La situación podría ir a peor y el equipo perdería a su principal delantero si no consiguen remediarla. Jair también está fuera de juego por una rotura en el psoas ilíaco.

Los más críticos vaticinan una temporada con pocos goles y muchos empates. Aunque eso pueda parecer garantía de quedarse en los puestos de en medio, difícilmente será así. Cuando se sale a asegurar el empate y encajas un gol, es muy difícil remontar. Así que también es muy probable que se vean derrotas con un único gol en contra.

Y de ahí a no dar salido de los puestos de descenso sólo hay un paso.

Publicidad