Sabado, 26 de Septiembre de 2020

El Ayuntamiento de Pina de Ebro (Zaragoza), liderado por el PSOE con el apoyo de Chunta Aragonesista, dio luz verde ayer por la tarde a los nuevos presupuestos para el año 2020. En éstos, la crítica más evidente por parte de la oposición se han centrado en la subida del sueldo de la alcaldesa, Mercedes Abós (PSOE).


Publicidad


La partida consignada al sueldo de alcaldía se ha vuelto incrementar, después de hacerlo en verano, hasta alcanzar un sueldo de 3.000 euros al mes. La medida quedará aprobada en el próximo pleno con los votos del PSOE y de Chunta Aragonesista.

La anterior alcaldesa del municipio zaragozano percibía 27.898 euros brutos al año. La nueva regente, elegida en las elecciones de mayo de 2019, aumentó esta cantidad hasta alrededor de los 31.000 euros el pasado verano y ahora lo aumenta aún más hasta los 36.000 euros. En porcentaje, se trata de un aumento del 30%.

LOS RECORTES

De hecho, el aumento del presupuesto para el sueldo de la alcaldesa contrasta con la drástica reducción del presupuesto en áreas más sensibles o de inquietud social.

Por ejemplo, la prevista para infraestructucturas para la prevención de riadas queda recogida con tan sólo un euro en el presupuesto o la destinada a cultura se ve reducida de 16.000 euros a 10.000 euros.

En contra de estos presupuestos votaron los concejales del Partido Popular y el del PAR; mientras que los concejales del PSOE y de CHA los apoyaron, aunque estos últimos mostraron su desacuerdo con que se hubieran reducido las partidas de Cultura y Juventud.


Publicidad


El portavoz del PP en Pina de Ebro, Pablo Blanquet, considera que, más allá de la cantidad, “es inadmisible que otras partidas fundamentales queden seriamente diezmadas o recortadas en comparación con esta”.

“Tampoco existe partida específica para finalizar el edificio de la residencia de ancianos, que tanto se mencionó durante la campaña electoral”, asegura Blanquet.

Publicidad