Domingo, 26 de Septiembre de 2021

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado este viernes la propuesta de la nueva ordenanza reguladora de la instalación de terrazas de veladores, que sustituirá a la de 2012, actualiza elementos pendientes de renovación y adapta la actividad hostelera a la actual situación de crisis sanitaria.


Publicidad


La nueva normativa introduce como novedades una mayor precisión en la definición de la terraza, incorporando la previsión de que los usuarios permanecerán sentados para evitar situaciones de aglomeración, así como la clasificación de las terrazas en tres tipos: ordinarias, protegidas e integradas.

Se regulan además las terrazas ubicadas en centros comerciales u hoteles y se incrementa ligeramente el porcentaje de superficie susceptible de uso en las plazas. También incorpora la posibilidad de colocación de terrazas sobre la calzada y se establecen unos criterios estéticos obligatorios con el objetivo de mejorar la estética de la escena urbana.

Se regulan también las terrazas protegidas, con elementos adicionales para mejorar la estética y el confort y sin anclaje a la vía pública; y las integradas, que se remiten al régimen vigente en materia urbanística, al implicar instalaciones ancladas al suelo.

Otro elemento importante de la nueva normativa es la regulación del uso de los calefactores, imponiendo aquellos ambientalmente sostenibles (eléctricos o de pellets).

En cuanto a las obligaciones, destacan la de disponer en las mesas de recipientes adecuados para los residuos generados, como ceniceros para las colillas, el permanente estado de limpieza de la zona ocupada, que corresponderá al titular de la licencia, la de delimitar el perímetro de la terraza o la de contar con sonómetros para controlar el ruido.

Del mismo modo, el texto plantea una simplificación de los trámites con la ampliación del plazo para presentar las solicitudes, la posibilidad de renovación automática mediante declaración responsable o la flexibilidad para que el titular adapte el espacio o los elementos a colocar a las circunstancias ambientales (calefactores en invierno y aspersores en verano) o normativas (disposiciones sanitarias).


Publicidad


La versión inicial de la ordenanza ya fue sometida a consulta pública en la plataforma de Gobierno Abierto y, una vez revisado el texto e incluidas algunas aportaciones, será publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de Zaragoza para información pública.

A partir de ese momento habrá un plazo de 30 días naturales para la presentación de alegaciones y propuestas, así como otros cinco para que los grupos municipales puedan realizar sus votos particulares y, de ahí, sea aprobada definitivamente en la Comisión de Servicios Públicos y Movilidad y en sesión plenaria.

En otro orden de cosas, el Gobierno municipal ha dado luz verde a los domingos y festivos en los que podrán abrir los comercios de la ciudad en 2021, después de consultar a sindicatos y asociaciones y federaciones de comerciantes.

Estos días serán el 2 de mayo, el 4 de julio, el 5 de septiembre, el 1 y el 28 de noviembre, y el 5, 12 y 19 de diciembre.

Publicidad