Martes, 02 de Marzo de 2021

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, reconoce el hartazgo de la ciudad ante la situación que viven por la incidencia de contagios de COVID19. La esperanza por conocer las relajaciones en las medidas provoca un agotamiento psicológico. El descenso de casos que está experimentando la ciudad es una tendencia que, según fuentes de Sanidad, provocará flexibilizar las restricciones en pocos días.


Publicidad


En rueda de prensa telemática tras la Junta de Gobierno, la alcalde Buj no ha querido señalar cuáles son las medidas que se podrían suavizar, ni tampoco cuándo, pero ha reconocido que la población en Teruel “está cansada” y que le consta que los turolenses tienen “agotamiento psicológico”.

“Las restricciones en Teruel, en estos momentos, son de las más duras de Aragón y espero que a lo largo de esta semana se puedan levantar algunas de esas medidas“, ha dicho la alcaldesa.

SIN INCIDENTES

La alcaldesa Buj ha explicado en la misma rueda de prensa que el fin de semana durante el que se debería haber celebrado las Bodas de Isabel de Segura no se han registrado grandes aglomeraciones en locales clandestinos ni incidencias llamativas por incumplir las medidas sanitarias.

La Policía Local desplegó un operativo especial que finalizó “sin incidentes de gravedad o reseñables”, con 38 sanciones por causas menores.

La alcaldesa ha detallado que las sanciones respondían a fumar en lugares no permitidos, permanecer en la vía pública en corrillos sin mantener las distancias que marca la normativa o realizar reuniones de más de cuatro personas en domicilios particulares, pero sin llegar a ser fiestas.


Publicidad


No se ha detectado ninguna fiesta reseñable, sino que ha habido algunas quejas de algún vecino que decía que escuchaba música en algunos pisos, pero cuando ha ido la Policía Local apenas había cuatro o seis personas, por lo que eran pequeñas reuniones y se ha actuado en consecuencia“, ha relatado Buj.

En este sentido, ha agradecido la responsabilidad que han demostrado la mayoría de los turolenses y ha lamentado que este año no se hayan podido celebrar Las Bodas de Isabel de Segura como desde hace 25 años se ha hecho en Teruel.

Publicidad