Sabado, 12 de Junio de 2021

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, ha vinculado el alto número de contagios que la capital turolense ha registrado en la última jornada al brote que se ha detectado en la cárcel de la ciudad y que por ahora afecta a 108 de los 186 internos y a cuatro trabajadores de los 140.


Publicidad


Buj ha explicado en rueda de prensa telemática que ante este preocupante brote en la prisión turolense se ha puesto en contacto con la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, para urgir la realización de las pruebas en el resto de trabajadores, quien le ha confirmado que así lo van a hacer y que ya se ha aplicado el correspondiente protocolo.

“Es importante aplicar el mismo protocolo que se ha aplicado en las residencias de ancianos cuando han sufrido brotes, con pruebas a todos los trabajadores, porque hasta de ahora solamente se han realizado pruebas a los que había tenido síntomas, pero hay 140 familias preocupadas“, ha señalado la alcaldesa.

Buj ha reconocido que si se descuentan los contagios del brote de la cárcel en la capital turolense los datos van descendiendo, pero ha advertido que es importante no bajar la guardia y ser responsables, porque de esta manera, según ha considerado, se podrán salvar vidas y reactivar la economía, reabriendo cuanto antes los establecimientos que ahora han tenido que cerrar.


Publicidad


Teruel ha registrado en la jornada del miércoles 256 nuevos casos de Covid-19, según los datos provisionales del Portal de Transparencia del Gobierno de Aragón, de los cuales 113 se han detectado en la capital turolense (58 en Teruel Centro y 55 en Teruel Ensanche), seguido de Alcañiz, con 53, y Utrillas, con 26.

Los periodistas han preguntado a la alcaldesa sobre la posible inserción de la cepa británica de la Covid-19 en Teruel y ha reconocido desconocer esa información, aunque ha mostrado su preocupación y ha instado al Gobierno de Aragón a realizar el seguimiento correspondiente.

Publicidad