Domingo, 26 de Septiembre de 2021

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, ha pedido este lunes a la Consejería de Sanidad que aplique su propia normativa y que relaje las medidas en la capital turolense, atendiendo a su incidencia acumulada a 14 días que, en estos momentos, es de 38 casos por 100.000 habitantes.


Publicidad


En el conjunto de la provincia de Teruel la incidencia acumulada a 14 días es de 41 casos por 100.000 habitantes, muy por debajo de los 274 casos por 100.000 habitantes de media en Aragón, que ya está en riesgo extremo.

“Seguimos en Teruel con esos excelentes casos, con un número mínimo de contagios de COVID-19, que oscilan entre cero, uno o dos, y sin nadie en planta del Hospital Obispo Polanco por primera vez”, ha dicho la alcaldesa, esperando que “continúen así” y que se aplique “la normativa que corresponde”.

Buj ha recordado que desde “muchos” sectores de la sociedad turolense se está pidiendo que se cumpla la propia normativa de Sanidad para un territorio que se encuentra en Grado 1 y ha asegurado que, más de dos semanas después de Semana Santa, es momento de acompasar las medidas a la incidencia acumulada.


Publicidad


“Hasta el momento he querido ser prudente y esperar a que pasaran días desde Semana Santa, porque todos entendíamos que era un momento de riesgo y que había que esperar la evolución posterior, pero los datos siguen siendo buenos y creo que es el momento en el que desde la Consejería de Sanidad se tomen medidas distintas en Teruel”, ha concluido la alcaldesa.

Publicidad