Martes, 06 de Diciembre de 2022

Los vecinos empadronados en las nueve localidades de la provincia de Teruel que forman parte de la Asociación Viento Alto, ubicados en las comarcas de El Maestrazgo y Gúdar – Javalambre, tendrán gratis el consumo eléctrico íntegro de sus hogares. Esto ha sido posible gracias al acuerdo alcanzado por los municipios, entre los que se encuentran Cantavieja o La Iglesuela del Cid, con la compañía aragonesa Forestalia.


Publicidad


Según el convenio suscrito, cuando entren en funcionamiento proyectos de energías renovables promovidos por la empresa en los términos municipales de la asociación, los domicilios con vecinos empadronados serán bonificados a través de sus ayuntamientos por una cantidad equivalente al consumo.

Tal como indica el acuerdo, ambas partes “tienen interés en incrementar las compensaciones y beneficios a percibir por parte de los vecinos de los municipios agrupados en la Asociación”. Por ello, el convenio facilitará “el consumo doméstico con carácter gratuito a los vecinos empadronados, así como unos ingresos adicionales de libre disposición para los ayuntamientos”, destinado a usos de fomento socioeconómico, creación de empleo y fijación de población.

REUNIONES INFORMATIVAS

En los últimos meses, se han mantenido distintas reuniones informativas para los vecinos de los municipios de la Asociación Viento Alto, en las que han participado tanto representantes de los ayuntamientos como de Forestalia. Entre los temas tratados, se incluyeron el interés común de todas las partes por la máxima integración ambiental y paisajística de los proyectos, la importancia de la generación de empleo en las comarcas de El Maestrazgo y Gúdar-Javalambre, y la compatibilidad de las instalaciones renovables con otros usos y actividades del territorio, como la agricultura, la ganadería, selvicultura, servicios, turismo, construcción, etcétera.

Forestalia y la Asociación Viento Alto recuerdan que los ayuntamientos siempre han tenido la capacidad de posicionarse sobre las ubicaciones concretas para la implantación de las instalaciones. Los proyectos deberán contar siempre, en todo caso, con la preceptiva declaración de impacto ambiental favorable y la autorización administrativa.

Publicidad