Lunes, 02 de Agosto de 2021

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el Real Decreto que va a permitir la venta de test de autodiagnóstico, es decir, de antígenos o de anticuerpos, contra la COVID-19 en farmacias sin necesidad de receta. En rueda de prensa, la portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, ha calificado esta decisión como “una medida muy reclamada y deseada”, y ha felicitado al Ministerio de Sanidad por el acuerdo alcanzado con los colegios de farmacéuticos y la industria farmacéutica.

Rodríguez ha resaltado que con su venta sin receta se permite a los ciudadanos hacer, “a título personal, un ejercicio de prevención” ante posibles contagios. En cualquier caso, ha insistido en que si el test da positivo se debe acudir al centro de salud para “chequear de nuevo” el diagnóstico y poder registrarlo ante el sistema sanitario. En comparecencia ante la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados, Darias reivindicó la semana pasada que “se hace necesario aumentar la capacidad diagnóstica para identificar de forma más rápida sospecha de casos positivos e incluso de asintomáticos, como está ocurriendo en la población de 12 a 29 años, y controlar de la manera más eficaz posible la progresión de la pandemia”.

Darias justificó por qué en España han tardado tanto tiempo en llegar estas pruebas diagnósticas, en contraste con otros países europeos como Francia o Alemania, donde se pueden adquirir en farmacias, sin prescripción y a módicos precios, desde hace meses. “Hasta que no teníamos la existencia de test de autodiagnóstico con marcado CE no podíamos autorizarlo. Estábamos esperando la llegada al mercado. Tan pronto llegaron nos pusimos en marcha con la tramitación del Real Decreto-Ley, que tiene su proceso. También estábamos esperando al dictamen del Consejo de Estado“, explicó. Según las cifras aportadas por Darias, habrá disponibles hasta cinco test con marcados CE y otros 11 con marcado en Europa, mientras que otros 39 están en investigación.

¿SON FIABLES?

Según la Agencia Española de medicamentos y productos sanitarios (AEMPS), se trata de pruebas que han sido evaluadas previamente por un organismo independiente designado por las autoridades. Dicho organismo se encarga de auditar a los fabricantes, verificar el diseño de su producto, así como la información que se provee para que sea implementado por no profesionales. Es posible obtener falsos negativos, no en vano este tipo de pruebas poseen una sensibilidad menor que el de la PCR y ven su eficacia reducida si la carga viral es baja, algo habitual en los días iniciales o finales de la infección.

Se recomienda su utilización en los siete primeros días desde que se ha producido la infección o en los primeros cinco desde que se intuyen los primeros síntomas, momento en el que la carga viral es, si cabe, más evidente.

EL PRECIO

El Gobierno de España por parte del Ministerio de Sanidad no ha concretado ninguna cifra, pero sí que ha asegurado que el precio de estas pruebas será “asequible”. Si tenemos en cuenta el importe establecido en otros países de la Unión Europea que hace ya un tiempo que las dispensa, podríamos prever que el precio oscilará entre los siete y los diez euros.

Publicidad