Domingo, 05 de Febrero de 2023

Un cartero rural, Antonio Sancho Granel, que reparte en el municipio zaragozano de San Mateo de Gállego desde hace más de 15 años, encabeza la lista, con 1.022 operaciones rurales a domicilio realizadas durante todo el año 2022 en la provincia de Zaragoza, tras la habilitación de los nuevos servicios de Correos prestados en la puerta de casa. Toño, como todos le conocen, lleva trabajando en la empresa postal 20 años y asegura que, su tío, también cartero rural, influyó en él para seguir sus pasos, ha informado Correos en una nota de prensa.


Publicidad



Publicidad


Además del envío de cartas, tanto ordinarias, como certificadas o urgentes, este empleado ha destacado por la gestión de otras operaciones, como la venta de embalajes y sellos, la paquetería, el cobro de recibos y el envío o recepción de dinero.

Igualmente, ha realizado otros servicios, como el cobro de tributos, de recibos de diferentes compañías suministradoras, trámites con la Dirección General de Tráfico (DGT), venta de billetes de tren, ofertas de aseguradoras y de Correos Telecom, incluso venta de lotería de Cruz Roja.

La plantilla de reparto rural de Correos en la provincia de Zaragoza está formada por cerca de 136 carteros y carteras rurales, a los que durante 2022 se dotó con nuevos dispositivos portátiles (PDAs) con nuevas funcionalidades, gracias a las cuales pueden ofrecer a domicilio muchos de estos servicios que hasta ahora solo se prestaban en las oficinas de Correos.

La mejora tecnológica en los terminales portátiles para el reparto rural, con la opción de pagar con tarjeta desde el propio dispositivo y la posibilidad de operar como una extensión de una oficina postal, ha habilitado a este colectivo y ha aumentado su capacidad de ofrecer productos y servicios a los habitantes, mejorando la eficiencia del operador público en el ámbito rural menos poblado y la accesibilidad de las personas que residen en él, que ahora cuentan con las mismas opciones que quienes tienen acceso a una oficina urbana.

De esta manera, los carteros y carteras rurales adquieren protagonismo como figuras facilitadoras de la vida en los pueblos, donde son de vital importancia, sobre todo para los más pequeños y menos comunicados, han apuntado desde Correos.

Antonio Sancho ha manifestado que la PDA ha beneficiado en gran medida el trabajo, ya que está todo informatizado y ahorra tiempo, además de poder acercar todos los productos de la oficina hasta la puerta de casa del ciudadano.

Con estas nuevas funcionalidades, Correos sigue trabajando para diversificar su actividad y acercar sus servicios a toda la ciudadanía “haciendo más fácil su día a día, especialmente, en las zonas rurales, donde además se convierte en un instrumento eficaz que contribuye a la lucha contra la despoblación”, ha dicho la entidad postal.

Publicidad