Lunes, 02 de Agosto de 2021

La situación en Salou está peor que nunca. La localidad de Tarragona encabeza el riesgo de rebrote en Cataluña, la comunidad que ya ha limitado las reuniones sociales a diez personas y que aplicará el toque de queda de 1 a 6 de la madrugada en 161 municipios durante las próximas semanas. Esto arruina las previsiones de decenas de miles de aragoneses que planifican sus vacaciones en Salou o en los pueblos cercanos de la Costa Dorada.


Publicidad



Publicidad


Con 3.438 puntos, Salou es la población de Catalunya con el riesgo de rebrote más alto seguido de Lloret de Mar (2.721 puntos) y Sant Pere de Ribes (2.293 puntos). La ciudad de la Costa Daurada no es la única de la demarcación que aparece entre las que presentan un mayor riesgo de rebrote, ya que en la lista también figuran Valls (2.226 puntos), Cambrils (1.892 puntos), Reus (1.817 puntos), Vila-seca (1.556 puntos), Tarragona (1.482 puntos),  Calafell (1.249 puntos) y Cunit.

El Gobierno catalán ha decretado que no se podrá circular entre la una de la madrugada y las seis de la mañana en 158 municipios de más de 5.000 habitantes y con una incidencia acumulada igual o superior a los 400 casos diagnosticados por cada 100.000 personas.  La intención del Govern catalán es que las nuevas restricciones entren en vigor este mismo fin de semana, si bien el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña deberá avalar ahora la medida. El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), por otra parte, ha avalado las últimas restricciones acordadas por el Govern, entre ellas la limitación de las reuniones sociales a diez personas, el que lo autorice por tratarse de un derecho fundamental.

Ante la situación epidémica y con la intención de bajar la curva de la quinta ola lo más rápidamente posible para, entre otras cosas, salvar la temporada turística de agosto, el Govern dará un paso más y solicitará al TSJC permiso para un toque de queda por municipios, en función de la incidencia del coronavirus, lo que han avalado los servicios jurídicos de la Generalitat tras la experiencia del caso de la Comunidad Valenciana.


Publicidad


Aunque se desconoce cuál será el índice epidémico que tendrá en cuenta la Generalitat a la hora de pedir autorización para el toque de queda, el índice que mide el riesgo de rebrote podría ser uno de ellos, además del porcentaje de población vacunada y la velocidad de transmisión, así como la situación de los hospitales en las zonas de referencia afectadas.

Publicidad