Miércoles, 12 de Mayo de 2021

El lío por el cruce de declaraciones entre unos y otros sobre quién debe aportar las ayudas directas a las empresas que se han visto damnificadas por las restricciones decretadas en la crisis sanitaria tiene un nuevo capitulo.

Tras la aprobación de 50 millones de euros en ayudas directas a la hostelería y al comercio por el Gobierno de Aragón junto con las diputaciones y la Federación de Municipios y Provincias de Aragón, para que los ayuntamientos aporten el 10% de ese fondo, las dudas están en saber qué harán las administraciones locales. O si tienen capacidad financiera para pagar.


Publicidad


La crisis sanitaria y económica se ha notado especialmente en las ciudades por una merma de ingresos importante y el gasto extraordinario en ayudas urgentes a la alimentación o en el refuerzo de los servicios públicos, como en el transporte.

Por lo que el pago del 20% de los 50 millones acordados en ayudas pueda suponer un gasto excesivo para algunas arcas municipales. Y esto aún se recrudece más cuando, desde el inicio de la pandemia, el Gobierno de España que lidera Pedro Sánchez no ha entregado ni un euro a los ayuntamientos para hacer frente a la pandemia.

Esta situación, sin embargo, no frena a que la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza, Lola Ranera, haya pedido al equipo de gobierno que aporte la parte que le corresponda del 20 por ciento de los fondos el plan de rescate de la hostelería anunciado por el Gobierno de Aragón, que prevé que 10 de sus 50 millones los sufraguen los ayuntamientos.


Publicidad


En su opinión, sería “una pena” y “una oportunidad perdida” que el Ayuntamiento de Zaragoza no participara en el plan. “Si no lo hace, no podremos entender ese compromiso con los ciudadanos y con las empresas que lo están pasando tan mal“, reclama.

El alcalde Jorge Azcón no dudo en opinar sobre el plan anunciado por el Gobierno de Aragón. Azcón reiteró que desconoce los detalles del Plan por lo que no puede opinar sobre el contenido para reiterar sus críticas por la ausencia de diálogo. “El Ayuntamiento de Zaragoza ha ayudado mucho en todo lo que ha podido a los hosteleros, pero en este Plan el Gobierno de Aragón no ha querido dialogar con nosotros para mejorarlo y lo echamos en falta”.

Sobre la posibilidades de que el Ayuntamiento de Zaragoza pueda aportar ese 20 por ciento, que son unos 10 millones de euros, ha asegurado que “es evidente que no hay dinero porque cuando se aprobó el presupuesto no se sabía que iban a hacer un Plan de ayudas del Gobierno de Aragón”.

Publicidad