Jueves, 13 de Mayo de 2021

El cofundador de la farmacéutica alemana BioNTech, Ugur Sahin, ha confirmado lo que ya adelantó el pasado 15 de abril el CEO de Pfizer, Albert Bourla: la vacuna contra el COVID-19 necesitará una tercera dosis. La vacunación es completamente segura y genera una eficacia del 97% contra el virus con las dos primeras dosis como está previsto en el plan de vacunación del Ministerio de Sanidad.

Sin embargo, Ugur Sahin ha concretado que la tercera inyección se inoculará a los nueve o doce meses de la segunda.


Publicidad



Publicidad


El doctor asegura que la vacuna alcanza su máxima eficacia (97%) a los siete días de haberse inoculado la segunda dosis y comienza a perderla a partir de los seis meses. “La protección se va haciendo menor lentamente con el tiempo. Tenemos datos que indican que a los seis meses la protección ya no es del 95%, sino del 91%, y a los ocho meses vemos que los anticuerpos que producen la protección merman claramente. Por eso necesitamos una tercera dosis para llevar la protección de nuevo cerca del 100%”.


Publicidad


De esta forma, calcula que “la tercera dosis a los 9 meses o, como muy tarde al cabo de un año, puede ayudar a la protección como vacunación de refuerzo”. Asimismo, ha señalado que la vacuna permanecerá entre nosotros como la de la gripe: “Probablemente, cada año, o quizá cada 18 meses” hará falta una nueva inyección.

En última instancia, el cofundador de BioNTech se ha mostrado muy cauto al hablar sobre la liberación de restricciones para las personas que han completado la puta de vacunación. Ha reconocido que “todos esperamos recuperar la normalidad”, y que esta llegará, pero advierte que no hay que caer en “discriminaciones” entre ciudadanos inmunizados y los que no lo están: “Hay que ser muy precavido y no caer en la llamada ‘cultura de la envidia’”.

Publicidad