Domingo, 24 de Octubre de 2021

Aragón alcanzó la semana pasada el millón de habitantes con pauta completa de vacuna frente al COVID-19 (1.001.888 personas), lo que supone el 75% de la población total. Desde el Departamento de Sanidad se recuerda, además, que la autocita sigue abierta para todas las personas mayores de 12 años que aún no se hayan inmunizado.

A pesar de que las tasas de vacunación son altas, el ritmo de vacunación se ha ralentizado notablemente en las últimas semanas y “todavía se pueden mejorar las coberturas, principalmente en las franjas de edad entre 20 y 40 años”, recalca el Departamento de Sanidad, de ahí que haya planteado nuevas medidas para fomentar la vacunación y poner en valor “la importancia de vacunarse y contribuir a la protección personal, pero también del conjunto de la población”. Esta campaña incluirá el envío de sms a las personas que aún no se han vacunado y se reforzará la información en los centros de salud.

“No nos cansaremos de insistir en la necesidad de que todos los susceptibles se vacunen”, destacó hace días la consejera de Sanidad, Sira Repollés, en una comparecencia en la que se anunció una flexibilización de las medidas contra la pandemia, tras recordar los datos que durante la última ola han avalado la eficacia de las vacunas: con el millón de personas vacunadas, en Aragón se han evitado 1.300 muertes, 172 ingresos en UCI y 1.800 hospitalizaciones en planta.

El director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, señaló que, en el grupo de 20 a 30 años, uno de cada tres aragoneses no está vacunado. “Cifra que mejora en la siguiente franja de edad –de 30 a 40 años se sitúa en una de cada cuatro-, pero no lo suficiente“. Por eso “se ha considerado apropiado diseñar estrategias que favorezcan la vacunación de la ciudadanía que, por distintas circunstancias, aún no han recibido la pauta de vacunación o no han completado la pauta iniciada, mediante iniciativas de comunicación, información y administración de vacuna en el ámbito laboral, por tratarse, en muchos casos, de población laboral activa”.

“La transmisión ahora se va a centrar en la población susceptible de contraer la enfermedad”, ha explicado Falo, quien añadió que en este grupo fundamentalmente están los que no han pasado enfermedad y los no vacunados. En total, unas 300.000 personas en Aragón, la mitad de ellos susceptibles de ser vacunados. “Vacunar a todos es un concepto teórico al que nunca llegaremos, pero en el que hay que trabajar”, añadió.

Publicidad