Martes, 25 de Enero de 2022

La ofrenda de flores a la Virgen del Pilar se celebra tras el parón del Covid pero con cambios. Y alguno de ellos tan inusual que sorprenden. Este año, por decisión del área de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza en concurso con el departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón, se plantará una valla de dos metros de altura en la plaza del Pilar para impedir ver la propia ofrenda. Esto se realiza para evitar aglomeraciones o excesiva afluencia de público que quiera ver la ofrenda en la misma plaza. El dispositivo preparado será así: una vez dentro de la plaza de la Basílica del Pilar, una valla de dos metros de altura separará y ocultará a los oferentes del resto.

RECORRIDO, ACCESO Y HORARIO

La ofrenda de flores comenzará a las 7 de la mañana y saldrá de la arboleda de Macanaz, al otro lado del Puente de Santiago en la margen izquierda del río. Los oferentes cruzarán el puente de Santiago, girará hacia Echegaray y Caballero y llegarán a la plaza del Pilar por la calle de Florencio Jardiel. Será en el mismo parque de Macanaz donde se vallará para tener los controles de acceso bien limitados.

El público tendrá delante de ellos una valla que les separará del tranvía, y otra valla más que separará el tranvía de la Ofrenda. El tráfico de vehículos se cortará, no así el del tranvía. Los oferentes irán por la acera más próxima al Pilar.

Publicidad