Domingo, 26 de Septiembre de 2021

La comunidad aragonesa retrocede a partir de este viernes a fase 2 con una serie de modulaciones en aforos y horarios en hostelería debido a un repunte de los contagios de covid-19, una semana después de haber recuperado el nivel 1, tras un aumento “explosivo” de los casos que no se repetía desde el mes de octubre tras las “no fiestas” del Pilar. Al tratarse de contagios comunitarios, cuyo origen tuvo lugar en algunos casos en viajes de estudios, como a Mallorca o Salou, aunque ya había contagios antes que esos viajes han podido acelerar, la consejera ha explicado que obligan a adoptar la misma estrategia en toda la región con el fin de intentar controlar y detectar casos.

“La estrategia siempre ha sido la misma”, ha subrayado Repollés, quien ha precisado que se centrará en Atención Primaria y en la intensificación de rastreos y de los contactos, que se remontarán a quienes hayan compartido en los días anteriores espacios comunes como transporte, hoteles o cualquier otro tipo de establecimiento con un positivo, lo que supone hasta 20 personas por caso.

Las medidas, por tanto, se centrarán en frenar contagios en los entornos en los que se muevan estas franjas de edad, acelerar la vacunación solapando nuevas edades y adelantar la segunda dosis de AstraZéneca a los colectivos pendientes, extremar las medidas de detección y aislamiento de casos y proteger a la población vulnerable.

Respecto a la variante predominante, la consejera ha apuntado que de las 178 muestras secuenciadas, 110 (65 %) es de la cepa británica y 63 (35 %) de la Delta. Esta variante delta es más transmisible que la británica y a la que se le achaca “una mayor probabilidad de ingreso” y una “ligera disminución” de la eficacia vacunal con dos dosis, “más acusada con una sola”, según el Ministerio de Sanidad.

José María Abad ha apuntado que la Atención Primaria registra más de 1.500 casos diarios por sospechas de covid-19, haber estado en contacto con positivo o por riesgo de sufrirlo, en un momento en el que parte de los profesionales están disfrutando de permisos y no hay facilidad o posibilidad de sustituirlos, por lo que ha descartado la posibilidad de montar un punto concreto de toma de PCR porque supondría retirar profesionales de los centros de salud.

En este sentido, ha informado de que el Ejército está a su disposición y podrán contar con trabajadores sociales como en ocasiones anteriores. La presión de urgencias hospitalarias por patología covid-19 alcanza las 75 diarias, que se suman al resto de patologías urgentes, que han recuperado los niveles prepandemia, aunque Abad ha reconocido que el ingreso de pacientes es menor y actualmente son 75 las personas ingresas por coronavirus, 14 en UCI. Para el director de Salud Pública, Francis Falo, las reinfecciones nunca han sido muy altas, “el problema de que se contagie la gente mayor es que todavía hay población no infectada y no vacunada”

Publicidad