Sabado, 22 de Enero de 2022

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha puesto en cuestión la propuesta del presidente de Aragón, Javier Lambán, de construir al menos 500 viviendas para alquiler joven en los edificios conocidos como “cacahuetes” del recinto de la Expo, porque hoy, con el Plan General de Ordenación Urbana en la mano, es “ilegal”.

Al término del discurso de Lambán en la primera sesión en las Cortes del debate del estado de la Comunidad, Azcón ha asegurado que ha conocido la propuesta en el propio debate y quizá no sea la mejor pensada, porque el Plan General de Ordenación Urbana no recoge el uso residencial.

“Hoy no se pueden hacer viviendas en la Expo”, ha insistido Azcón, si bien ha mostrado su disposición a hablar con el Gobierno de Aragón, a estudiar el asunto para saber si es viable o no y a colaborar en lo que puedan para solucionar los problemas de vivienda, como hace el ayuntamiento con la construcción de 136 viviendas protegidas cuando hacía diez años que no se edificaban.

“Si el Gobierno de Aragón también se incorpora a construcción de viviendas en Zaragoza para los jóvenes, siempre va a ser bien recibido“, ha subrayado el alcalde, aunque ha advertido de que el meandro de Ranillas es inundable, de ahí que cuando se construyó la Expo no se previera el uso residencial.

Así, ha reiterado que si el Gobierno de Aragón quiere construir viviendas, el ayuntamiento está dispuesto a colaborar y hay muchos otros suelos más allá de la Expo. En ese aspecto, sí ha admitido el posible acuerdo respecto de la propuesta de otras 300 viviendas en parte de los suelos del centro Buen Pastor de Valdefierro.

Azcón ha presenciado el debate desde la tribuna de invitados, y aunque ya ha anunciado su candidatura a presidir el PP aragonés, preguntado por si ve en la tribuna de oradores del Palamento, que él donde se ve “fenomenal” es donde está, en el ayuntamiento de Zaragoza, y mañana acudirá de nuevo a escuchar la intervención del líder de su partido, Luis María Beamonte.

Publicidad