Sabado, 26 de Septiembre de 2020

El grupo VOX ha registrado en el Congreso una proposición no de ley relativa a la elaboración de un nuevo Plan Hidrológico Nacionaly un sistema de recursos hídricos que garantice a todos los españoles el acceso al agua de calidad y en cantidad suficiente.

La iniciativa, enmarcada en los principios de cooperación territorial y justicia distributiva, busca poner fin “a la guerra del agua entre territorios y ciudadanos españoles, un conflicto artificial promovido por las comunidades autónomas, las oligarquías regionales y los activistas climáticos”, afirma VOX en una nota difundida este viernes.

El texto, firmado por las diputadas por Murcia y Málaga, Lourdes Méndez y Patricia Rueda respectivamente, el diputado por Valencia Ignacio Gil Lázaro y la secretaria general del grupo parlamentario, Macarena Olona, recuerda que el agua “es un bien de todos, indispensable y generador de riqueza” y, por eso, consideran necesario un Plan “que abarque todas las demandas hidrológicas de las regiones de España”. 


Publicidad


El agua es un bien de todos, indispensable y generador de riqueza allí donde hay abundancia, y por eso es de extrema necesidad un plan que abarque todas las demandas hidrológicas de las regiones de España y un sistema nacional de suministros hídricos que integre la gestión de cuencas y garantice el acceso al agua a todos los españoles”, explica el grupo de VOX.

El plan que propone VOX debe responder a las exigencias ambientales de los ríos españoles, estableciendo un sistema nacional de tratamiento, saneamiento y depuración de aguas residuales para sus posterior reutilización, pudiendo pasar los caudales regenerados al sistema nacional de bancos de agua.

Según los ponentes de la proposición no de ley, “la política de construir desaladoras como alternativa al Plan Hidrológico Nacional ha fracasado como remedio para las necesidades del sector agrícola por la mala calidad del agua obtenida, por su coste económico y por su impacto energético y ambiental”.

A juicio de VOX, para la implantación de un verdadero plan hidrológico se debe impulsar la creación de una autoridad única que coordine las actuaciones necesarias para llevar a cabo una gestión del agua sometida al bien común. Por ello quieren que este Plan “promueva el interés general y vertebre” a la nación.

“La aprobación de este Plan Hidrológico Nacional permitirá desarrollar un sistema nacional de suministros que garantice la sostenibilidad de los recursos naturales y facilite una gestión eficiente del agua de todas las cuencas de forma integrada, con la previsión de transferencias entre ellas, incluyendo un banco nacional de agua y mercado que favorezca los intercambios de asignaciones entre usuarios”, concluye la iniciativa.

Publicidad