Martes, 27 de Octubre de 2020

El Ayuntamiento de Zaragoza ha celebrado el Día Internacional por la eliminación de la violencia contra las mujeres con un emotivo acto en el que ha recordado a las 55 mujeres y tres menores asesinados el último año en España, al que no ha acudido VOX, que también ha vetado una declaración institucional.


Publicidad


El acto ha estado marcado por la repulsa al asesinato machista conocido esta misma mañana en Tenerife y ha contado con la asistencia del Justicia de Aragón, Ángel Dolado, del rector de la Universidad de Zaragoza, Francisco Mayoral, y de todos los grupos municipales salvo VOX -aluden motivos personales-, así como autoridades policiales y una nutrida representación de las entidades sociales de la ciudad.

Previamente, la Junta de Portavoces debía aprobar una declaración institucional con motivo de este Día Internacional que finalmente no ha salido adelante al desmarcarse la formación derechista.

Los grupos de la izquierda –PSOE, Zaragoza en Común y Podemos-Equo– renunciaron a la propuesta socialista y se adhirieron al texto elaborado por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), como planteaba el Grupo Popular y pese a considerarlo menos ambicioso, en aras a un consenso que finalmente no se ha producido.


Publicidad


Después del acto al que no ha asistido, la edil de VOX Carmen Rouco por motivos personales del concejal Julio Calvo y por motivos de intendencia Carmen Rouco, la edil ha justificado su rechazo a la declaración institucional en que, a su juicio, el término “violencia de género” no engloba al conjunto de la población y en que no recoge la condena a otros tipos de violencia.

Es más, ha declarado que “la violencia no tiene género” y que no se combate “regando con dinero público” a asociaciones de “marcado contenido ideológico” ni con “campañas que criminalizan al varón“, en referencia a la ley actual contra la violencia de género.

Como una “mala noticia” ha valorado el alcalde de Zaragoza, el popular Jorge Azcón, la imposibilidad de sacar adelante el texto y ha considerado que todos los partidos políticos deberían hacer “un esfuerzo” para situar este tema fuera de la controversia política. “Que nuestras mujeres sigan vivas debería ser un objetivo de todos“, ha sentenciado.

En su discurso en el acto, el alcalde ha comenzado condenando la última “muerte” en Tenerife y recordando que una de las 55 mujeres “fallecidas a manos de su pareja” este año se produjo en la capital aragonesa, así como las “miles de familias rotas” que ha producido la violencia de género desde que se empiezan a recoger las estadísticas en 2003.


Publicidad


Ha apostado por intensificar y mejorar el “ya excelente trabajo” que se hace en la Casa de la Mujer de Zaragoza, que ha atendido a 1.001 mujeres en los diez primeros meses de 2019, y por la incorporación de la Policía Local al sistema de seguimiento integral en los casos de violencia de género (VioGén) en 2020.

Del mismo modo, ha puesto énfasis en los datos de la macroencuesta sobre violencia contra la mujer realizada en 2015, que recoge que casi una cuarta parte de las mujeres españolas mayores de 16 años (4,8 millones) han sufrido algún tipo de agresión física o sexual a manos de un hombre.

“Esta es la realidad y debemos contarla”, ha recalcado Azcón, quien ha considerado que en la lucha contra esta lacra es fundamental escuchar a las mujeres.

“No podemos sentirnos orgullosos de la sociedad que estamos construyendo mientras esta violencia persista”, han sido las palabras de la concejala de Mujer, Igualdad y Juventud, María Antoñanzas, quien ha insistido en que “no es un problema de ellas, es un problema de todos nosotros”.

El acto institucional ha sido amenizado por una actuación de danza y otra de soprano y piano mientras unas pantallas recordaban los nombres de las 55 mujeres y 3 menores asesinados en el último año y los asistentes depositaban claveles blancos en memoria de ellos.

Publicidad