Miércoles, 07 de Diciembre de 2022

Según los informes de la ONU, se calcula que el 68% de la población mundial vivirá en áreas urbanas para 2050. Es por eso que no es de extrañar que algunas ciudades estén aumentando los espacios verdes, para capturar CO2, impulsar la biodiversidad y como regeneración de zonas empobrecidas o abandonadas. Es el caso de Zaragoza y su proyecto ‘El Bosque de los Zaragozanos‘. Con el objetivo de mejorar la salud y aumentar la biodiversidad, reducir la huella de carbono y evitar el calentamiento global, avanzar hacia una ciudad más verde, fomentar la economía circular y contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible… este proyecto único del Bosque de los zaragozanos echa raíces para conseguir una ciudad más sana.

Al más puro estilo nipón, Zaragoza va a contar de aquí a diez años con 1.200 hectáreas de bosque urbano y periurbano, a razón de un árbol por habitante. Con las primeras especies plantadas en los Campos del Canal (en el entorno de la calle Juan Bautista de La Salle, en la confluencia de Montecanal, Rosales del Canal, Valdefierro y Casablanca) la ciudad materializa el sueño de Aikira Miyawaki, botánico japonés que en los 70 del año pasado ideó el método de mini bosques urbanos que lleva su nombre. Aunque algunos de estos bosques de ‘mini’ tienen poco. El método contempla la creación de éstos en espacios tan reducidos como una pista de tenis, con la plantación de una amplia variedad de especies como clave del éxito. El objetivo es tratar de recrear de la manera más fiel posible un bosque natural donde, gracias a su diversidad, se almacena hasta 40 veces más dióxido de carbono que en las plantaciones de una sola especie. La filosofía de Miyawaki triunfa en Asia y en Japón, Malasia y otros países del continente hay más de 1.000 bosques de este tipo. 

En el caso de Zaragoza, cuando el proyecto se complete, se habrán plantado 700.000 ejemplares entre sabinas, carrascas, pinos, almeces, olivos, cipreses, granados, almendros o árboles del amor, así como distintas especies de arbustos como jaras, espartos, lentiscos, espinos negros, labiérnagos, mirtos y coscoja, entre otras. Tras la primera fase de implantación del Bosque de los zaragozanos en la zona suroeste de la ciudad, se actuará en el Monte de Peñaflor (36 hectáreas) y en el de La Plana (40 hectáreas). En total, 231 parcelas repartidas por toda la ciudad para funcionar como un auténtico balón de oxígeno que mejore la calidad de vida de los zaragozanos. 

La Consejera de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca / AZ

La consejera municipal de Servicio Públicos, Natalia Chueca, cuenta a este diario que “son múltiples los beneficios que tiene para Zaragoza un proyecto como ‘El Bosque de los Zaragozanos’, que “se ha convertido en un referente europeo de colaboración entre instituciones, empresas, asociaciones y ciudadanía, aspirando a lograr un nuevo impulso a través de los fondos europeos”.

LOS BOSQUES URBANOS MÁS GRANDES DEL MUNDO

Más de mil hectáreas es la extensión del bosque proyectado en Zaragoza. Suena a mucho pero, ¿cuánto es comparado con otros grandes bosques y parques urbanos del mundo? Los de mayores dimensiones están en Estados Unidos, con el South Mountain Park de Phoenix (Arizona) y sus 6.600 hectáreas a la cabeza. Las raíces de este enorme pulmón verde en medio del desierto se remontan a 1924 y actualmente cuenta con un mirador a más de 305 metros de altura y 93 kilómetros de senderos para ir en bici, caminar o montar a caballo.

Fairmount Park (Philadelphia) es un lugar donde hay multitud de espacio para el ocio y el deporte / Cedida

También en Estados Unidos está el Fairmount Park (Philadelphia), un sistema de parques con 63 secciones distintas que en conjunto forman un bosque urbano de 3.700 hectáreas. Entre otras curiosidades, alberga el zoo más grande del país, cuenta con un jardín botánico dedicado al estudio científico de árboles y en él también se encuentra el centro de horticultura de la ciudad. Las letras de Hollywood son mundialmente conocidas pero no lo es tanto que el monte donde están enclavadas forma parte del Griffith Park, otro de los bosques urbanos más grandes del mundo. En plena sierra de Santa Mónica este espacio verde ocupa 1.700 hectáreas. Para hacerse una mejor idea de las dimensiones, el Bosque de los zaragozanos ocupará un espacio verde cuatro veces mayor que el neoyorquino Central Park o el londinense Hyde Park. De este tipo de parques europeos en plena ciudad, en extensión gana por goleada el Bois de Boulogne (Bosque de Bolonia). Está en París y ocupa 846 hectáreas.

El Bois de Boulogne (Bosque de Bolonia), en la ciudad de París / Cedida

En el Yarkon Park de Tel Aviv (Israel) uno puede encontrar desde especies endémicas hasta un cactus. Es el parque más grande de la ciudad, con más de 3.500 tipos de árboles diferentes, y cada año lo visitan unos 16 millones de personas. Con 700 hectáreas de extensión, el bosque urbano de Santiago de Chile (también conocido como Parque Metropolitano) es uno de los más grandes de Latinoamérica. Está en pleno centro de la capital chilena y su misión es conservar la biodiversidad y trabajar en educación medioambiental. De similares dimensiones, el bosque de Chapultepec es el pulmón verde de la Ciudad de México.

*Los particulares pueden participar mediante la web específica ‘www.elbosquedeloszaragozanos‘, alojada también en el portal del ayuntamiento ‘www.zaragoza.es‘. Se puede hacer una donación o inscribirse en los proyectos de plantaciones. Es un proyecto colaborativo y cualquiera puede sumarse al Bosque de los Zaragozanos.

Publicidad