Domingo, 03 de Julio de 2022

El Gobierno de Zaragoza (PP y Ciudadanos) ha anunciado que va a eliminar parte de la campaña contra las agresiones sexistas de las Fiestas del Pilar, que ha generado polémica por algunos de los mensajes que contiene para “reorientarla”.


Publicidad


Los grupos municipales han asistido a una Junta de Portavoces convocada de urgencia después de que se desatara la polémica por algunas frases de la campaña, contenidas en vídeos y en carteles fijados en mobiliario urbano, tales como “no es igual acariciar que manosear”, “no es igual ser gracioso que ser grosero” o “no es igual besar que forzar“.

El equipo de gobierno actual, de PP y Ciudadanos, ha vuelto ha insistir ante los medios en que la concepción, diseño, elaboración y puesta en marcha de la campaña -que tiene su origen en una previa que ya se desarrolló durante el verano- fue impulsada por el anterior equipo de ZEC, durante el mandato del ex alcalde Santisteve. Y a propuesta del servicio de Igualdad se les dio continuidad en estas fiestas, agregan.

Eso a pesar que desde ZEC aseguran que la anterior concejal de Igualdad, Arantxa Gracia, “desechó al momento” esta campaña cuando el servicio de Igualdad planteó al gobierno de Zaragoza en Común tres propuestas para elegir, y ya después no tuvo capacidad decisoria al celebrarse las elecciones y recaer después el gobierno en manos del PP y de Cs.


Publicidad


Ante la polémica, el Gobierno de Zaragoza explica que ha decidido “aceptar la propuesta de consenso de todos los grupos de retirar parte de la campaña y eliminar esos mensajes”. 

Así, se retirarán todos los carteles de los mupis, vinilos en buses, vídeos en redes sociales y también se paralizará la campaña prevista en diferentes medios de comunicación (radios, youtube, spotify y páginas web).

La portavoz del Gobierno de Zaragoza, María Navarro, ha reiterado que el gobierno municipal está comprometido contra las agresiones sexistas y ha insistido en que, “aunque el contenido de la campaña fue impulsado por el anterior gobierno”, se ha decidido reorientarla y limitarla a los mensajes genéricos que también forman parte de la propia campaña.

Ha insistido en la necesidad de mantener la unidad política en la lucha contra las agresiones sexistas y ha defendido el trabajo realizado desde hace muchos años por el servicio de Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza, a cuyos funcionarios ha felicitado por la excelente labor que realizan, según fuentes municipales.

Publicidad