Miércoles, 02 de Diciembre de 2020

El Gobierno de Aragón ha anunciado el confinamiento perimetral de la ciudad de Zaragoza desde esta misma madrugada, en el inicio del día 22 de octubre, con un horizonte temporal de 30 días. E incluso la comunidad aragonesa, toda ella, pasará a una situación de alerta 3 desde el próximo lunes, junto con la medida del confinamiento de Huesca y Teruel.


Publicidad


El Decreto-Ley 7/2020 de 19 de octubre aprobado recientemente, por el Gobierno de Aragón, establece el régimen jurídico de alerta sanitaria para el control de la pandemia del COVID-19 para toda la comunidad.

Lo cual afecta a todos los sectores así como a los municipios con una mayor incidencia en los contagios por el virus. Entre las medidas, esta el margen de actuación de los ciudadanos si confinan perimetralmente Zaragoza.

En el artículo 34 del citado decreto aprobado se cita que “la tendencia y rapidez en el cambio de incidencia, la densidad de población, la movilidad, y las características epidemiológicas de agrupación de los casos” será determinante.


Publicidad


En el artículo, a su vez, se explica cómo el “confinamiento tendrá una duración máxima de treinta días naturales, transcurridos los cuales quedará levantado por ministerio de la Ley. La autoridad sanitaria podrá levantar anticipadamente el confinamiento atendiendo a la evolución de los indicadores de riesgo en el ámbito territorial correspondiente. El levantamiento producirá efectos desde la fecha en que la autoridad sanitaria le dé publicidad en el Boletín Oficial de Aragón (BOA)”.

En el artículo 36 detalla los efectos del confinamiento por ministerio de la Ley o por la autoridad sanitaria, con los siguientes puntos:

1. El confinamiento de ámbitos territoriales determinados comportará la restricción de la libre entrada y salida de personas residentes en el ámbito territorial correspondiente.

​2. No obstante, se permitirán aquellos desplazamientos adecuadamente justificados, de personas residentes o no en dicho término municipal, que se produzcan por alguno de los siguientes motivos:

– Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.

– Cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales o empresariales.

– Retorno al lugar de residencia.

– Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.


Publicidad


– Asistencia del alumnado a centros educativos de cualquier nivel y etapa de enseñanza.

– Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

– Cualquier otra actividad de análoga naturaleza.


Publicidad


3. La circulación por carreteras y viales que transcurran o atraviesen el término municipal afectado estará permitida, siempre y cuando tenga origen y destino fuera del mismo.

​4. Se permite la circulación dentro del municipio afectado, si bien se recomienda evitar los desplazamientos y actividades no imprescindibles.

​5. Cuando ámbitos territoriales colindantes queden confinados no se permitirá la circulación entre ellos excepto en los supuestos previstos en el apartado segundo de este artículo. La autoridad sanitaria, no obstante, podrá autorizar la circulación entre estos ámbitos territoriales cuando considere, en función de indicadores o criterios sanitarios, de salud pública o epidemiológicos y atendidos todos los intereses y derechos afectados, que no se ponen en riesgo los intereses generales de la intervención contra la pandemia del COVID-19 y preservación de la capacidad asistencial del sistema de salud.

LOS DATOS

Aragón reporta este miércoles 910 casos en la comunidad notificados ayer, referidos a más de 5.000 pruebas de detección (4.000 PCR y casi 1.000 test de antígenos rápidos), según ha admitido la consejera de Sanidad, Sira Repollés, en la rueda de prensa.


Publicidad


En estos momentos, la incidencia acumulada del COVID-19 en los últimos catorce días en Aragón es de 586 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que la tasa es de 543 en Zaragoza capital, de 1.003 en Huesca y de 1.418 en Teruel.

Una de cada dos zonas básicas de salud de Aragón tiene una incidencia acumulada superior a 500 casos por 100.000 habitantes, en el conjunto de la comunidad un 40 por ciento de las camas de las UCIs están ocupadas por pacientes COVID-19 y la tasa de positividad (casos positivos en relación con el número de PCR realizadas) oscila durante los últimos días entre el 17 y el 20 por ciento.

Publicidad