Jueves, 08 de Diciembre de 2022

El (no siempre) arte urbano llena Zaragoza de grafitis y eso lo saben bien los operarios de FCC que se dedican a borrarlos de las paredes de le vía pública. Y no es que sea una tarea precisamente esporádica, ya que cada día se limpian hasta 90 pintadas en la ciudad. De ello se ocupan los miembros del servicio de ‘Quitapintadas’ que, como cuyo propio nombre indica, se dedican fundamentalmente a esta labor. Además, se encargar de desinfectar las calles, ya sea de orín de perro o de persona, de los excrementos de las palomas y otros pájaros, o, en los primeros meses de la pandemia, también desinfectaban del virus del COVID-19.


Publicidad



Publicidad


La contrata FCC (Fomento de Construcciones y Contratas) destina a la limpieza de pintadas 14 equipos, y con el nuevo contrato firmado este verano con el Ayuntamiento de Zaragoza se va a poder combatir mejor esta situación. La acción de estos grupos se centra en los grafitis de las paredes a las que se puede acceder desde la vía pública. Es decir, que en esos 90 que se eliminan a diario no están incluidos los que pueda haber en marquesinas, papeleras y otros elementos del mobiliario urbano.

En su rutina diaria, los ‘quitapintadas’ llevan un motor auxiliar con una lanza a presión y emplean lejía, salfumán, amoniaco, jabón desengrasante y todo aquello que sea necesario para acabar con las manchas de las calles de Zaragoza. En el caso concreto de las pintadas, disparan una mezcla de agua y arena para desgastar la superficie y hacer saltar la pintura incrustada. Una vez retirada la pintura se adecenta la pared con tinta y cemento para dejarla lo más parecido posible a como estaba sin el grafiti. Entre las zonas donde más trabajo tienen están los alrededores de los colegios y de los parques, así como las afueras de la ciudad. Por su parte, las quejas vecinales sobre este tipo de acciones incívicas se concentran en Delicias, Centro y Casco Histórico.

CAMPAÑA ZARAGOZA MÁS LIMPIA

Tanto en el caso de los grafitis como en el de la suciedad o la basura en las calles de Zaragoza, hay un importante componente de civismo y de educación en el que el Ayuntamiento trata de trabajar a través de la campaña Zaragoza más limpia. Con ello se trata de concienciar de la importancia que tienen las acciones del ciudadano. Por otro lado, quizás se entienda mejor el problema cuando conozcan las multas de entre 161 y 250 euros con las que está sancionado pintar grafitis fuera de una intervención artística destinada a dicho uso. 

Junto con el incremento de los equipos del servicio ‘Quitapintadas’, el nuevo contrato de “Limpieza viaria, recogida y transporte de residuos domésticos en el término municipal de Zaragoza” concedido a FCC Medio Ambiente supone un incremento general en servicios de fin de semana y en tratamientos intensivos periódicos en todos los distritos y barrios.


Publicidad


El contrato se firmó en junio por 615 millones de euros y una duración de diez años y también incluye la recogida selectiva de basura orgánica en toda la ciudad. Además, se apuesta por la sostenibilidad a la hora de prestar el servicio y supone una importante mejora en medios materiales con el uso de vehículos de barrido, baldeo y recogida menos contaminantes. En concreto, con la renovación total de la flota, FCC dispondrá de más de 270 vehículos eléctricos o propulsados por gas natural comprimido, con el objetivo de mejorar la calidad del aire y reducir la contaminación acústica.

Publicidad