Jueves, 26 de Noviembre de 2020

El Gobierno de Zaragoza ha presentado este miércoles el proyecto de reforma del parque Pignatelli, donde se levantarán 107 viviendas nuevas, se construirá un gran estanque y se creará una zona verde con jardines y praderas.


Publicidad


El plan implica la adecuación de un total de 27.688 metros cuadrados en la zona donde actualmente se ubican los antiguos depósitos del Pignatelli, para lo que se ha estimado un presupuesto de 5,7 millones de euros.

“Estamos ante un proyecto más verde, más sostenible, más eficaz y con un mejor impacto visual”, ha explicado en una nota de prensa el consejero municipal de Urbanismo, Víctor Serrano.

El Ayuntamiento retoma, de esta manera, un plan que ya inició la anterior Corporación municipal, pero que se paralizó como consecuencia de una denuncia judicial del Gobierno de Aragón por el proceso de subasta de los suelos. “Se trata, en definitiva, de convertir en realidad lo que la anterior Corporación no supo materializar por sus errores y mala gestión del urbanismo en esta ciudad”, ha apuntado Serrano.

El consejero de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano / AZ

“Estamos impulsando obras para que la inversión pública genere empleo, como puede ser la prolongación de la avenida de Tenor Fleta, la futura proyección de la plaza de Salamero, el futuro hospital privado o estas 107 viviendas con uno de los parques más bonitos de la ciudad para el año 2022“, ha recalcado.

UN PROYECTO DE RENOVACIÓN URBANA

El consejero municipal ha explicado que la ejecución de las obras podría comenzar en el mes de septiembre, una vez que haya transcurrido el periodo de información pública, mientras que los trabajos se podrían prolongar durante 21 meses.

El proyecto, elaborado por el arquitecto Héctor Fernández Elorza, contempla la construcción de una banda de 107 viviendas entre la nueva zona de parque y la calle Guallar, de las cuales 77 serán libres y 30 de propiedad pública para alquiler.

Precisamente, la venta de los inmuebles contribuirá a financiar una parte de la reforma urbanística, ya que se estima que podrían suponer el ingreso de 11 millones de euros en las arcas públicas. Entre las principales novedades de la reforma, figura la construcción de un gran estanque de agua de casi 100 metros de largo, destinado a la navegación recreativa con pequeñas embarcaciones.


Publicidad


También se destinará una de las zonas la creación de jardines, donde se podrán encontrar plantas aromáticas, frutales, fuentes o zonas de juegos infantiles para los vecinos de las inmediaciones. Asimismo, el arquitecto ha diseñado un espacio con forma de anfiteatro, cuyo suelo estará formado con una pradera de césped y que contará con un escenario desde el que se podrá visualizar todo el parque.

La proyección de lo que será el futuro parque Pignatelli / AZ

Un espacio urbano revitalizado con una zona verde que inspira / AZ

“Con todo ello se pretende conservar la imagen de los depósitos de agua construidos por el Ayuntamiento en 1876, los primeros que tuvo la ciudad, rellenados para formar el parque”, ha señalado el consejero municipal de Urbanismo.

Nuevos paseos con árboles, equipamientos deportivos y culturales o la adecuación del muro de contención del parque con una plantación de jazmín estrellado son algunas de las novedades que acompañarán el proyecto.

Lo que sí que se ha descartado, por el momento, es la construcción de un estacionamiento subterráneo para automóviles, una decisión que ha permitido abaratar el coste del proyecto, que el anterior equipo de Gobierno presupuestó en cerca de 12 millones de euros.

Publicidad