Jueves, 04 de Marzo de 2021

El plan del consejero de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano, para este año 2021 ya se conoce. Tanto los grandes proyectos como las adecuaciones menores en intervenciones urbanísticas de la ciudad de Zaragoza. Un plan que no ha contentado a la oposión.

Ni VOX ni los grupos de izquierdas ven prioritarios alguno de ellos. Entre los planes estratégicos de la cartera de Urbanismo para darle brillo a la ciudad en atención a las demandas ciudadanas y las inquietudes políticas del Ayuntamiento está la reforma integral del Parque Pignatelli, una completa reforma de la plaza Salamero junto con el entorno de la Iglesia de Santiago El Mayor, la histórica reivindicación de la prolongación de Tenor Fleta, las antiguas naves de Giesa o la regeneración urbana en del entorno Pignatelli-Zamoray devorado por la delincuencia.


Publicidad


Sin embargo, otro proyecto que ha centrado gran parte de la atención ha sido la adecuación de una supermanzana en la plaza San Francisco o en el entorno de la calle Bilbao o calle Azoque. Es la pacificación del tráfico en una manzana concreta reordenando todos los elementos de movilidad: el tráfico se centrará en las calles adyacentes pero siempre el interior queda como prioridad del peatón o vehículo más ligeros.

“El Presupuesto para 2021 en Urbanismo tiene como objetivo fundamental atender las necesidades presentes e impulsar la ejecución de equipamientos e infraestructuras que den satisfacción a necesidades futuras, y desatascar las demandas históricas, todo ello favoreciendo la inversión y activando el empleo y los sectores económicos de la ciudad”, ha dicho Serrano en la comisión de Urbanismo donde presentó ayer el presupuesto.

El presupuesto del área, con algo más de 84 millones de euros, lo que supera en un 23,04% más las cuentas anteriores, “es el mayor esfuerzo inversor que la ciudad ha hecho asumido en solitario y con la obligación de atender las máximas preocupaciones de los ciudadanos”, ha apuntado Serrano.

LOS PROYECTOS DE MÁS IMPACTO

Entre las actuaciones de mayor impacto urbanístico, el consejero se ha detenido en recordar las partidas de ejecución del Plan Especial de Pignatelli, que con dos millones de euros inversión vienen a solucionar alguno de los problemas del barrio que tanto preocupa al equipo de Gobierno, por ello las actuaciones en San Ildefonso y en la plaza de Salamero supondrán “poner en valor y mejorar la habitabilidad del barrio mediante la intervención en la escena urbana”

Asimismo, en la conexión de Tenor Fleta con el Tercer Cinturón, cuyas obras con cerca de 1,8 millones de euros ya se han iniciado, se estudiará la conexión y accesibilidad con la estación de cercanías de Miraflores para fomentar la movilidad y el desarrollo sostenible.

En esa línea, también se espera avanzar en la urbanización del Canal Imperial en el barrio de San José y en la conexión del Corredor Verde en Montecanal con Oliver-Valdefierro, ambas con una suma conjunta cercana a los 3 millones de euros de inversión.


Publicidad


Porque, como ha recordado Serrano, las cuentas del área vienen marcadas por las líneas estratégicas basadas en la mejora del urbanismo como palanca de cambio en la calidad de vida de la ciudad, todo ello desde la sostenibilidad, por lo que se impulsarán acciones de digitalización y energía.

Además, entre los anuncios avanzados por el consejero de Urbanismo y Equipamientos durante su intervención, se ha destacado “el análisis y la asistencia técnica para detectar los problemas que presenta el actual Plan General de Ordenación Urbana con la intención firme de mejorarlo” o el impulso de dos supermanzanas en la ciudad: una, la del entorno de Salamero, y otra, en el distrito Universidad entre las calles Pedro Cerbuna, Fernando el Católico, Violante de Hungría y plaza de San Francisco.

Y todo ello sin olvidar los servicios básicos que presta el área, como el aumento en 1,6 millones de euros en el mantenimiento de los colegios públicos de la ciudad y que  eleva a cerca de 20,1 millones de euros las labores de limpieza de los colegios, edificios municipales, pabellones o dependencias municipales.


Publicidad


Ante las objeciones marcadas por los grupos de la oposición, Serrano ha recordado que las cuentas se han elaborado “intentando materializar actuaciones que tengan que ver con mejora de la escena urbana, atendiendo a un concepto global de la ciudad“.

“El gobierno anterior no nos dejó ningún proyecto en marcha en ningún barrio de la ciudad y este año se puede ver que la inversión está difuminada por toda la ciudad“, ha reseñado el consejero de Urbanismo.

Publicidad