Jueves, 08 de Diciembre de 2022

Las calles de Zaragoza lucirán nuevas marquesinas de autobús urbano en febrero del año que viene. Serán accesibles, cómodas e innovadoras, ya que las nuevas tecnologías van a estar muy presentes en los diseños que vienen. El Ayuntamiento ha adjudicado a JCDecaux el contrato para la sustitución de las 399 marquesinas actuales. También incluye la instalación de nuevas unidades, aumentando en un 25% las que hay ahora disponibles. De esta manera, en la ciudad habrá un total de 550 elementos, atendiendo así a las demandas pendientes en barrios y distritos.


Publicidad



Publicidad


Con este cambio, la ciudad gana en estética pero lo más importante es que los ciudadanos ganan en calidad del servicio. Y es que además de su modernidad, las nuevas marquesinas cumplirán con la normativa de accesibilidad. Tendrán banco y apoyo para lumbares. Estarán iluminadas con luces led y se dotarán de sistemas de comunicación por bluetooth. Todas incluirán paneles informativos sobre la llegada del bus y la posibilidad de acoger antenas 5G y otros servicios de telecomunicaciones. También se pondrá a disposición del usuario cenicero y papelera, para evitar que se tiren residuos y colillas al suelo.

Del total de marquesinas, 200 contarán con soportes publicitarios, los conocidos como mupis. La oferta incluye varios tipo de marquesina distintos, con algunas más grandes y otras de menor tamaño o adaptadas a aceras más estrechas. Esto hará que colocar los elementos publicitarios cumpliendo con las normativas de accesibilidad sea más fácil.

LA CIUDAD CON MÁS SOPORTES DIGITALES POR HABITANTE

Conforme se vaya materializando el contrato, Zaragoza se convertirá en la ciudad española con más soportes publicitarios digitales por persona. El acuerdo incluye, además del cambio de marquesinas, la renovación del mobiliario urbano (soportes publicitarios, termómetros…). Con las mejoras, habrá una importante presencia de mupis con pantalla incorporada y, al mismo tiempo, una drástica reducción del número de elementos estáticos que actualmente ocupan espacio en las aceras.

Así, se liberará un 51% de la superficie urbana, actualmente ocupado por soportes antiguos para dar paso a los digitales, cuyas posibilidades son más amplias y atractivas. En concreto, se van a retirar 450 mupis de toda la ciudad, lo que significa un total de 900 caras (cada mupi tiene dos caras); así como 20 soportes de tamaño medio (de 9 metros cuadrados). De los mupis que se quitarán, 150 son individuales y 300 están asociados a marquesinas de autobús. Se mantendrá, en todo caso, el número de soportes que tienen contenedor para la recogida de pilas (65) y también los de termómetros-reloj (50).


Publicidad



Publicidad


A cambio, se prevé instalar 200 caras digitales, que podrán ir montadas en mupis individuales, en marquesinas o en relojes. Al igual que las marquesinas, los nuevos elementos para publicidad y otros usos seguirán los criterios estéticos de la línea Atlantic, propuesta por JCDecaux, la empresa adjudicataria. Siguiendo con sus características, las nuevas piezas del mobiliario urbano de Zaragoza estarán acabadas en una pintura con fotocatálisis.  Este tratamiento con materiales minerales fotocatalíticos ayudará a degradar contaminantes atmosféricos como los óxidos de nitrógeno, los gases de efecto invernadero o la suciedad superficial sin afectar a la durabilidad de las pinturas.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha invertido en esta adjudicación 16 millones de euros y el contrato se ha firmado por 15 años. Los primeros cambios se empezarán a ver en las calles zaragozanas el próximo mes de febrero.

Publicidad