Domingo, 29 de Enero de 2023

La calle Félix Latassa ha quedado hoy totalmente abierta al tráfico tras finalizar la reforma integral que ha llevado a cabo el Ayuntamiento de Zaragoza a través de la sociedad municipal Ecociudad. La actuación ha dado como resultado una calle más amplia y segura para los vecinos y los clientes de sus establecimientos comerciales, sin barreras arquitectónicas y con espacios verdes de los que antes carecía.


Publicidad


Se suma así al impulso municipal para adecuar las calles y plazas de la ciudad a los nuevos estándares: más árboles y especies vegetales, y espacios peatonales más amplios, en la misma línea que otras vías como la avenida Navarra, la plaza Salamero o la calle Predicadores.

La nueva Félix Latassa ha sido presentada por el alcalde Jorge Azcón durante su visita junto a la consejera de Infraestructuras, Patricia Cavero, donde ha agradecido a vecinos y comerciantes su paciencia durante estos meses de obra. También ha destacado el buen trabajo de las empresas contratistas y los técnicos de Ecociudad que ha permitido finalizar la reforma antes de lo previsto, en apenas nueve meses.

Con una inversión de 965.919 euros, Félix Latassa es ahora una calle con aceras más anchas, accesible y con bancos. Además la calzada es más estrecha y tiene un trazado ligeramente sinuoso que ayudará a reducir la velocidad de los vehículos que circulen por ella. Para mejorar también la seguridad vial y la conexión peatonal, frente al mercado se ha creado un nuevo paso de peatones que está elevado para obligar a los vehículos a frenar.

En el subsuelo se han renovado todas las tuberías de agua y saneamiento, lo que evitará reventones y cortes de suministro como los que venían sufriendo los vecinos en los últimos años. También se ha instalado nuevo alumbrado led que reducirá más de un 65% el consumo energético.

Para mejorar la calidad ambiental, la calle va a incorporar 21 árboles que se plantarán en los próximos días aprovechando su parón vegetativo. Completarán los parterres con arbustivas bajas que ya decoran la vía y que se han ubicado en las zonas curvas de la calzada para ayudar visualmente a identificar el cambio del trazado.

Todos estos cambios buscan mejorar el día a día de los vecinos y vecinas de la calle y potenciar el atractivo de los establecimientos comerciales y hosteleros, al mismo tiempo que se ha preservado la circulación de vehículos y los espacios de carga y descarga para estos establecimientos.

Félix Latassa se había ido poniendo en servicio por fases conforme lo permitieron los avances de la obra para reducir afecciones. Con la apertura de la última manzana entre San Juan de la Cruz y la plaza San Francisco la calle queda totalmente operativa. En esta última fase es además en la que se ha colocado todo el mobiliario (bancos, papeleras y aparcabicis) y los elementos vegetales.

SEGUNDA FASE DE REINA FABIOLA

Latassa forma parte de la primera Operación Calles de regeneración urbana puesta en marcha por el Ayuntamiento de Zaragoza. Con su inauguración se suma a otras que han visto completada su reforma en los últimos meses como Tenor Fleta, Cuarte, Ricla, Osa Mayor, López Saz o Predicadores.

Además, de cara a la campaña de Navidad, la sociedad municipal Ecociudad y las empresas contratistas han estado trabajando para mejorar todo lo posible el entorno de las calles que están en obras y que estén lo más transitables posibles.


Publicidad


Así esta misma semana se ha puesto en servicio la primera fase de Sixto Celorrio (hasta la calle García Arista) y el próximo día 22 se abrirá la segunda fase de Reina Fabiola, de forma que estará operativo más del 80% de su trazado (desde Miguel Servet hasta Lorenzo Pardo). También se está ultimando la pavimentación del tramo peatonal de San Miguel, entre Jerónimo Blancas y Santa Catalina, para que esté lo más operativo posible en esas fechas.

Publicidad