Domingo, 05 de Febrero de 2023

Es el tercer delincuente que siembra el miedo y la incertidumbre en Teruel en los últimos cinco años. A sus 50 vuelve de nuevo al Centro Penitenciario de Zuera tras decidir no presentarse el pasado 23 de junio cuando finalizaba su último permiso del tercer grado.


Publicidad


Este diario digital ha podido acceder a su historial delictivo y carcelario. Desde noviembre de 2021 tuvo cuatro permisos de seis días. volvió a la prisión zaragozana en todos ellos salvo en el último, del que no regresó, hasta ahora, tras entregarse a la Guardia Civil en Tarazona.

Entre sus más de 100 delitos cometidos y sus antecedentes más conocidos está el de robo con fuerza y la conducción de vehículos, algunos de ellos robados, sin permiso. Desde 2010 ha estado entrando y saliendo de prisión. Ha sido trasladado en numerosas ocasiones de Zaragoza a Soria y a Tarragona en los últimos años, y desde 2020 ha protagonizado en prisión algunos incidentes.

Concretamente en la cárcel zaragozana ha protagonizado dos huelgas de hambre en 2020 y 2021 por motivos desconocidos. Un preso que no es considerado muy peligroso dentro de prisión, aunque sí que como contamos, tiene algún informe desfavorable por su comportamiento en casos puntuales.

Más allá de este comportamiento, se le considera, por sus múltiples estancias en cárceles españolas, una persona que se adapta a las condiciones como interno, acostumbrado a vivir entre rejas, cumplir penas de no más de tres o cuatro años, y salir de nuevo a la calle.

Actualmente tiene cinco causas pendientes en cinco juzgados penales distintos. dos en Zaragoza, uno en Segovia y otros dos en Huesca. De nuevo por delitos de robo con fuerza, receptación, aprovechándose de delitos cometidos por terceros, y conducción sin permiso.

ENTRA Y SALE DE PRISIÓN

En total tiene acumuladas penas que llegan a los más de cuatro años y medio en prisión. Una pena que, según parece, no quiso acabar de cumplir el pasado mes de junio, no presentándose tras el último permiso del que disfrutaba.

Tras esta infracción considerada grave ha sido trasladado al módulo cuatro de la cárcel de Zuera, un módulo considerado ‘malo’ por los propios funcionarios. Una decisión que se habría tomado recientemente y donde ya estaría interno con la decisión añadida de no poder disfrutar de más permisos en los próximos meses.

Es el perfil presidiario y delictivo de este delincuente que hace unos días mantuvo en vilo a unas poblaciones turolenses, demasiado acostumbradas últimamente a sobresaltos. La fotografía de un vecino, así como el seguimiento desde su renuncia presentarse en prisión por parte de la Guardia Civil.


Publicidad


Ahora, bajo vigilancia y control tardará en salir de la cárcel de Zuera. Lo que si parece es que, las veces que ha disfrutado de libertad, no ha cambiado su ‘modus vivendi’. Entrar y salir de prisión, el perfil de muchos delincuentes que, a pesar de los esfuerzos, no consiguen su reinserción en la sociedad quizá porque, como se dice en estos casos, han crecido así y no saben o les cuesta mucho vivir de otra manera,

Publicidad